URA Playcar ante el típico ‘sin nada que perder’

Si la cuenta se hace de delante hacia atrás, la más interesante siempre porque en ella queda como lo principal lo último hecho por un equipo, realmente es el rival más temible de todos, con el debido respeto al líder invicto de este Grupo C, Ingenieros Industriales Las Rozas. Los números así lo dicen, y en sus seis partidos previos han sumado palizas a los rivales hasta remontarse a la primera jornada, la única en la que han caído. Así, llegan tras un 46-29 sobre CAU, un 7-45 a Málaga, un 65-10 ante Arquitectura, un 17-68 en casa de Extremadura y nada menos que un 86-3 a Hortaleza, cinco victorias seguidas tras el 29-27 en Jaén, bonus defensivo en un encuentro de esos de los que es casi imposible perder, pero se pierden. De hecho, hizo el Cano 5 ensayos ante solo 2 de los locales, pero no tuvo su día al pie y solo transformó uno. Incluso pudo haber empatado con el último try, pero tampoco la patada entró sobre el tiempo.

Dicho esto, con lo que la entidad del rival, uno de los aspirantes de siempre al ascenso de categoría, está fuera de toda duda, se puede seguir añadiendo a su descripción que ha anotado 53 ensayos, 13 más que el líder Industriales, del que le separan 2 puntos en la clasificación (28 frente a 26) porque tiene dos bonus más, uno defensivo y otro ofensivo para un total de 6, o sea, ¡pleno de todos los partidos!. Su cuanta en el try le hace tener casi el doble o más del doble que todos los demás rivales del grupo, lo que evidentemente le ayuda a ser el más realizador, con 337 puntos, y lo que acompaña con tan solo 95 en su contra, no llega a 16 de media por encuentro. Vistos estos números, lo que invitan a comparar por último es lo que suponen en toda la categoría, en toda la División de Honor B, y solo Getxo ha dado más ofensivamente que el CRC Pozuelo, pero poco, con cuatro ensayos por encima, esa escuadra en el ‘A’.

Así que está claro que es el típico ejemplo de esa expresión de ‘sin nada que perder’, aplicada, claro está, a un Unión Rugby Almería Playcar que llega a la cita séptimo tras no salir las cosas como tenía previsto en la visita a CAR Coanda Sevilla siete días antes. Los sevillanos son los rivales precisamente de Ingenieros Industriales Las Rozas esta semana, última jornada antes de que se mida el líder ante CRC en Pozuelo, partidazo antes del que desde el Canoe no quieren ningún despiste. Por tanto, su visita de este domingo desde las 12.00 horas al Estadio Municipal de Rugby Juan Rojas viene marcada como clave en su calendario particular, más sabiendo la trayectoria de los cuatro años en los que han tenido que viajar a Almería para siempre tener dificultades, lejos de los resultados, sí en las sensaciones. CRC ha sido tradicionalmente un adversario que siempre ha motivado de manera especial a los cruzados.

Nacho Pastor, el entrenador local, ha sido claro: “Estamos velando armas para la batalla, contra un rival que ya sabemos cómo se las gasta; seguro que va a ser un partido duro, es un equipo de tradición, con buena escuela, con buen manejo y con fundamentos, y que se mantiene fiel a si mismo porque tiene muy buenos entrenadores y chavales, con experiencia en competir al más alto nivel; vienen segundos, muy fuertes y haciendo un gran rugby, y por eso nosotros tenemos que volver a la senda de dar el 110% para poder afrontar un partido con garantías… sin renunciar a nada”. La valentía del preparador valenciano es la misma que la de su grupo de jugadores: “Después de Sevilla, en donde no estuvimos a la altura y sencillamente no nos salieron las cosas por diferentes factores en la puesta en escena para bajar el nivel que deberíamos a exhibir, y por otro lado, superada la semana el tema más anímico, conocemos el cambio que se tiene que dar en la actitud del equipo”.

Pastor ha abundado sobre el encuentro matizando que habrá “alguna rotación de jugadores por tarjetas o lesión, pero se vuelve a casa, donde se han tenido muy buenas sensaciones en los partidos contra Marbella y contra Jaén, y se quiere volver a recuperar el juego propio, por la senda de la agresividad, de no perder la cara al partido y hacer una propuesta ofensiva”. La insistencia mayor la coloca en “estar al 110%, nadie regala nada en esta liga y si tú estás al 99% el rival va a estar al cien, así que es necesario para sacar los partidos con la mayor solvencia ese ‘darlo todo’, ese ‘no quedarnos con nada’, y es lo que se ha trabajado esta semana”. Ha desvelado el técnico que “el grupo está muy animado, ha trabajo bien durante la semana a pesar del puente y festivos, con una gran entrega para devolver la alegría a la afición y recuperar las mejores sensaciones”. Esto es rugby y el partido hay que jugarlo.

El juego de CRC “es sólido lo mires por donde lo mires, tiene gran delantera y gran manejo exterior, es uno de los equipos que más hacen ‘rugby total’, tiene delantera, tiene tres cuartos, tiene juego al pie…”, pero ojo, porque por parte de URA Playcar también se manejan armas: “Tenemos nuestro juego en delantera y nuestro juego en tres cuartos, sin olvidarnos del juego al pie también; lo que se quiere es que esta temporada URA se caracterice por hacer un rugby más integral, más total, con participación de delanteros y tres cuartos, saliendo de los estereotipos de ser un equipo solamente de delantera, vamos a seguir con la presión en delantera y el buen hacer en las fases estáticas, por supuesto, y sobre todo en melé, que es una de las marcas de la casa, pero también se da la verticalidad en tres cuartos para poder intentar llevarnos los puntos”. Para eso “se va al partido, vamos a por todas y a ser merecedores de la victoria

FUENTE:LA VOZ DE ALMERÍA

Share