URA entra en agosto con todo listo… menos el campo

Se hace la proclamación oficial de Miguel Palanca como presidente de Unión Rugby Almería, se realiza la asamblea de jugadores, sale el calendario de División de Honor B y comienza la pretemporada de nuevo sin instalación por dilatarse la resiembra del Juan Rojas

Se han precipitado los acontecimientos en el seno del club unionista y en todo lo que le afecta de cara al inicio de su quinta temporada en la segunda máxima categoría del rugby nacional. Así, se ha dado por cerrado definitivamente, tanto en fecha como en forma, el proceso electoral convocado el 28 de junio, que ha vuelto a situar a Miguel Palanca al mando de un “proyecto transversal”, como él mismo ha sostenido durante la trayectoria completa de URA, un mes más tarde y sin acudir a las urnas. En concreto, este martes día 30, jornada destinada a la resolución de reclamaciones y a la publicación de candidaturas definitivas que concurrirían a la votación el miércoles 31, se ha llevado a cabo la proclamación del presidente ‘reelecto’, al no presentarse ninguna lista alternativa. Por tanto, y con ese importante paso superado, además con un total apoyo del club, Unión Rugby Almería da inicio a su programa de futuro sin haber cesado el trabajo.

Lo primero que se ha tenido que afrontar es ‘salvar’ la situación anómala, otro año más, de no poder contar con campo para el inicio de la pretemporada. Los plazos dados para la resiembra del Juan rojas no se han cumplido, pese a que el club cumplió con el cese de actividad para junio, y la fecha dada supera con creces el primer día de agosto. Tan es así que se ha establecido en el 18 de este mes, perdiéndose dos semanas y media preciosas en la preparación del primer equipo cruzado para el comienzo de la temporada. Eso será el día 15 de septiembre, por lo que la puesta en marcha del equipo no puede dilatarse. Así lo han entendido desde el cuerpo técnico, que ha arrancado el trabajo, como el verano pasado, en el parque de El Toyo. Más de una treintena de efectivos se han puesto manos a la obra bajo la atenta mirada de Nacho Pastor, que repite en el cargo tras la brillante pasada temporada, resignado con repetir escenario.

Y es que en el tramo final del proceso electoral se ha sorteado el calendario de División de Honor B. A la categoría llegan cuatro equipos nuevos, uno de ellos conocido porque en el primer año de URA fue de los descendidos, el CAU Madrid, y otros tres inéditos en la segunda máxima categoría del rugby nacional. Se trata del madrileño XV Hortaleza y de los andaluces CAR Sevilla y CR Málaga, con los que se hace un ‘equilibrio’ entre las dos comunidades, con seis escuadras de Madrid y cinco de Andalucía más el extremeño CAR Cáceres. Permanecen CRC Pozuelo, Liceo Francés, Arquitectura e Industriales desde la capital de España, y Trocadero de Marbella y Jaén, junto a Almería, por el sur del país, formándose un grupo C en el que ya no están Olímpico de Pozuelo, que no ha querido entrar en una repesca de última hora motivada por la remodelación de la liga, ni Cisneros Z, ni Alcobendas B.

En ese sentido, URA logró con amplio apoyo en la Asamblea de la Federación Española de Rugby una normativa más estricta respecto a los filiales, con el fin de no adulterar la competición, y acto seguido se determinó hacer una especie de liga particular de ‘equipos B’, obligando a todos los de División de Honor ‘A’ a formar conjuntos Sub-23 que se medirán entre ellos con matices en cuanto a las plantillas sobre el terreno de juego. Así las cosas, el nivel de competitividad vuelve a ser una incógnita tras los cambios, si bien a Unión Rugby Almería solo le importa dar su mejor versión con un plantel continuista que vuelve a dirigir el técnico Nacho Pastor. El inicio del trabajo se mantiene cuando se tenía fijado al término de la pasada campaña, histórica por mejor clasificación del XV cruzado en los cuatro años de militancia en ese Grupo C: el nuevo proyecto unionista y la ilusión que lo envuelve ha echado a rodar este jueves día 1 de agosto.

En cuanto a la liga, el debut se hará en Madrid ante CAU, recién regresado a la categoría, el día 15 de septiembre, mientras que el primer partido en casa será, como el año pasado, ante Jaén Rugby, concretamente una semana más tarde, el día 22. Repetirá URA en el Juan Rojas frente a Industriales el día 29 y se va a llegar al primer parón visitando a Liceo Francés el día 6 de octubre. Visto este calendario, será importante comenzar con buen pie la competición, siempre sin tener datos fehacientes del nivel real de cada rival, pero sí conociendo el modo en el que se han desenvuelto los favoritos los años anteriores. Uno de ellos va a ser, sin duda, precisamente Liceo. Tras visitar su campo hay semana para el descanso y se regresará el 20 de octubre para un tramo de ‘derbis’, recibiendo a Marbella y visitando consecutivamente al CAR Sevilla, antes de que el ‘ogro’ CRC venga al Juan Rojas como entrada de noviembre y visitar a Hortaleza.

Será el momento del segundo y último descanso antes de finalizar el año, con la vuelta a competición el día 24 de noviembre en casa ante CAR Cáceres, con viaje al campo de Arquitectura el día 1 de diciembre, visita de Málaga en pleno puente, con previsión de posible entrada récord en el Juan Rojas, ello como el cierre de la primera vuelta, y por segunda vez otra jornada consecutiva en casa coincidiendo con el inicio de la segunda vuelta, claro está, recibiendo al CAU Madrid. Eso sí, antes de las vacaciones y completando el tramo más duro por la suma de cinco partidos, el día 22 se dirá adiós a 2019 en el campo de Jaén, y tras tres semanas el año 2020 entrará por Madrid, en concreto por el campo de Industriales, el 12 de enero. Habrá tres jornadas más consecutivas antes del tercer parón, Liceo en casa, viaje a Marbella y primera visita de CAR Sevilla.

En el tramo final de la competición habrá cuatro encuentros seguidos y un fin de semana ‘libre’ antes de la última jornada. Se iniciará en Pozuelo ante CRC, se seguirá en el Juan Rojas también con la primera visita al recinto rugbier del XV Hortaleza, se continuará como final de puente del Día de Andalucía en casa de Cáceres, se cerrará recibiendo a Arquitectura, ello el 8 de marzo, descanso el 15 y acabando el campeonato ante CR Málaga el día 22 del mismo mes en la Costa del Sol. El conocimiento de cómo va a ser la temporada, sobre la que no se lanzan las campanas al vuelo pero en la que se depositan esperanzas de hacer algo grande, ha animado más todavía a los jugadores, que este viernes han hecho una asamblea para una puesta común, establecimiento de pautas y primer ‘forjado’ de grupo para auspiciar la unión necesaria.

Tras la misma se ha producido un entrenamiento en Pechina, campo que dará cobijo a los cruzados durante toda la próxima semana, a la espera de que se puede acortar la entrada en el Juan Rojas. Hacer lo que es oportuno, lo que es común en los adversarios y lo que se había previsto con suficiente antelación, de nuevo es imposible para un Unión Rugby Almería que a la quinta tampoco lo va a tener fácil para iniciar en igualdad de condiciones con los rivales de una categoría cada vez más dura, más profesionalizada y más difícil de mantener.

Share