Primera bola de partido para Unión Rugby Almería

Una trascendental jornada para los cruzados, que reciben al colista Cisneros Z con opciones matemáticas de eludir el descenso directo, sirve de invitación para abarrotar el Juan Rojas y empujar al equipo. La cita el Domingo 3 de Marzo a las 12:00 horas

URA ha ganado siete partidos, y se sitúa a uno de su récord histórico, fijado en la primera temporada en División de Honor B. Cisneros Z, equipo filial de todo un División de Honor, solo ha vencido tres veces, pero ha empatado otras tres y ha sacado cuatro puntos bonus más que los cruzados.

Esto, con matemáticas en mano, dice que ahora Unión Rugby Almería tiene seis puntos de renta y que si vence sin que los madrileños sumen, preferiblemente con bonus ofensivo de los de Pastor, matemáticamente se habrá eludido la última posición. Con ella se habrá dicho adiós también al descenso directo, haciéndose la misma cuenta respecto a un Sanitas Alcobendas B que recibe a Jaén Rugby.

Por lo tanto, el trabajo desarrollado por los unionistas en una temporada en la que el nivel de juego ha ido mejorando paulatinamente, y en la que los méritos han sido para una mayor recompensa que la cosechada, puede tener el fruto deseado en un fin de semana otra vez histórico. Además, se tiene ‘paracaídas’ y en caso de una derrota se seguirá dependiendo de si mismo, debido al duro calendario de Olímpico de Pozuelo, que visita a Ciencias y recibe a su ‘vecino’ CRC antes de visitar el Juan Rojas en la última jornada, y a que se mantendrá la iniciativa en la clasificación al menos hasta el desplazamiento al Bahía’s Park para un partido que sería vital frente a Trocadero de Marbella.

Nacho Pastor no ha escatimado en apelativos extremos para definir el choque que se avecina: “Este fin de semana tenemos un partido más que interesante, un duelo directo, un derbi en toda regla por la trascendencia que tiene, entre dos rivales que estamos intentando salir de la zona de abajo, en el que a priori nosotros tenemos seis puntos por encima y eso hace que ellos se lo vayan a tomar como uno de sus últimos ganchos para depender de ellos mismos”. Está claro que URA afronta este reto “en una mejor situación” no solo que Cisneros, sino que los demás rivales. Sobre su adversario, “es un equipo B que tiene un equipo A por encima, es una escuela de mucha tradición y un club de enorme prestigio, con un palmarés histórico muy importante”.

Eso, trasladado a lo que se avecina, se traduce en que “es un rival a tener en cuenta en cualquiera de sus fases, tanto la delantera como los tres cuartos, u de hecho, por mucho que se quiera restar importancia al partido o relativizar su potencial debido a la posición que ocupa en la tabla, si se hace referencia al partido que se disputó en la ida en Madrid fue muy duro, disputado de poder a poder, y a pesar de que ganó URA no fue nada fácil conseguirlo y el resultado fue muy apretado”. Desde el punto de vista cruzado, “se sigue pagando caro el tener una plantilla corta, ya que a consecuencia del partido frente a Liceo, pese a mantener la cara en todo momento, el desgaste fue notable y tenemos varios que arrastran lesiones a consecuencia de ese choque”, ha confesado.

Ello obliga a “lo de siempre, hacer rotaciones dentro de lo posible y facilitar que los jugadores puedan dar lo mejor de si los minutos en que tengan ‘gasolina’ o que se lo permitan las lesiones”. Pese a todo ello, Nacho Pastor es optimista: “Dependemos de nosotros, estamos en una situación inmejorable para lograr el objetivo, y con el hecho de ganar el partido se podría dar la circunstancia de que nos alejemos de la última plaza de la liga esta temporada”. Todo ello hace que “este final de liga es apasionante y para el aficionado tiene que ser una locura, con cinco equipos intentando no descender, matemáticamente no hay ninguno descendido, hay un montón de duelos directos, no solo URA contra Cisneros Z sino dos jornadas adelante frente a Olímpico, otro perseguidor”.

El técnico unionista ha recordado que “es la penúltima ocasión de disfrutar del rugby de División de Honor B en la ciudad de Almería esta temporada si todo va bien”, por lo que se ha sumado a las acciones del club que buscan una de las entradas históricas al Juan Rojas, impensables para cualquier otro equipo de la categoría. La previsión que se puede tener muy clara es la de un magno espectáculo deportivo en un choque dramático, sobre todo para unos visitantes que son los que más ensayos han encajado en lo que va de temporada, con un total de 87. Tras arrancar la liga perdiendo en su propio feudo contra Marbella, en la segunda jornada empataron con Olímpico en Pozuelo, consiguiendo su primera victoria en la cuarta jornada en casa del Ingenieros Industriales.

Se declararon en buena racha, con buen inicio liguero, venciendo acto seguido a Extremadura y a Sanitas Alcobendas B con el tanteo más bajo de la liga, un paupérrimo 3-7, cerrando en esa jornada seis su capítulo de triunfos. Así, no le ha sonreído el triunfo desde el 27 de octubre, cayendo con URA por 10-16 en la novena fecha del calendario. Empataron en la 11 contra Arquitectura en su propia casa, lo que repitieron en la 15, también como local, frente a Ingenieros Industriales las Rozas. Clave para Cisneros Z fue caer en casa por 20-26 ante Sanitas Alcobendas B, tras lo que hizo un gran partido en Sevilla para caer por 33-26 sacando nada menos que dos puntos de un feudo ‘imposible’.

Share