Primera épica en el Juan Rojas (31-30)

(31-30) Imponente remontada de Unión Rugby Almería tras la gran superioridad de Sanitas Alcobendas B, que al descanso se marchó con 0-24, y continuación de la escalada de los cruzados, séptimos

El rugby ‘ruge’ en Almería, ese podría haber sido el titular de una crónica en la que se podría contar la victoria de cualquiera de los dos equipos. Espectáculo maravilloso el ofrecido por URA y por Sanitas Alcobendas B sobre el césped de un Juan Rojas que ya tiene su primer episodio de épica tras recuperarse para el deporte de alto nivel a través del balón oval.

Ganó por tercera vez seguida el cuadro de Nacho Pastor echando mano de una remontada espectacular, y por fin en casa pudo ofrecer una fiel imagen de lo que lo está llevándolo este año por zonas de la tabla jamás antes pisadas. Séptimo, Unión Rugby Almería da todo para alcanzar un 31-30 final tras encajar un 0-24 al descanso.

Se sabía que el actual farolillo rojo de la tabla no venía ‘de paseo’, de lo que ya avisó el técnico unionista anunciando un partido “a cara de perro”. De hecho, su primera parte fue soberbia, y fruto de la misma ya tenía al descanso metido en el bolsillo un punto bonus ofensivo con cuatro ensayos, dos de ellos con la puntuación completa al ser transformados, mientras que URA se quedó a cero. Había que obrar un ‘milagro’, ya que no estaba acostumbrado el XV cruzado a ceder tanto en defensa, y se logró dejando sin try a su adversario después de la reanudación y haciendo nada menos que cinco, con el tercero sin acierto de Juan Graciarena y con el último tampoco, pero ya en el suspiro final.

En el minuto 79 se completó la remontada con el 31-30 final y la grada estalló en júbilo, puesto que había podido disfrutar hasta ese momento de una victoria, demasiado tiempo atrás. Además, y pese a que ‘en el cuerpo se lleva’, esta vez llegó de un modo de los que más se disfrutan, reconociendo la entrega de sus jugadores, pero animando en los peores momentos de un choque vital. Lo que viene ahora es Ciencias y CRC, fuera y dentro, seguidos de Arquitectura dentro y parón antes de visitar a Liceo, o lo que es lo mismo, un paquete con primero y tercero más el equipo que justo antecede en la tabla, y el segundo. El tirón final será midiéndose a Cisneros Z, Marbella y Olímpico, los dos madrileños en Almería. Lo más importante es que URA ha conseguido depender de si mismo.

Fotografía: Moisés Martínez

En cuanto el choque frente a Sanitas Alcobendas B, fue “de infarto”, así dicho por el propio Nacho Pastor, que vio un inicio dentro del plan establecido, pero de pronto todo se rompió por fallos de placaje que permitió a Sanitas ganar campo y anchura, entrando en la defensa almeriense. Los ataques por fuera y esa superioridad por el exterior fueron determinantes para un tanteo muy duro: “Nos han desbordado y se ha visto una imagen bastante dolorosa del equipo”. El tanteo de 0-24 tuvo que ver con la apreciación de las ventajas por parte del señor Eduardo Cousillas, si bien lo peor fue la actitud pesimista que se diluyó en el descanso “definiendo trabajos concretos para entrar de nuevo el camino”.

De hecho, la salida fue de un Unión Rugby Almería muy enchufado, durísimo en el contacto, sin ceder terreno y revertiendo la situación vivida en la primera parte. La melé también regresó a lo que ha demostrado el paquete almeriense en las jornadas previas, arrasando al adversario para que anímicamente fuera yendo a menos. Así, en las estáticas estuvo la clave, puesto que también en la touche se marcó superioridad, robando muchas, y todo sumó para la confianza, reflejada en el resultado. El primero fue una melé a cinco metida en la zona de marca tras varios golpes, el inicio de un nuevo partido en el que los cruzados se mostraron sencillamente espectaculares para avanzar hacia el triunfo.

Los reinicios fueron una muestra del saber hacer y estar de URA, que además tuvo que reponerse a varias lesiones, como la de Damián Jurado, mediado el primer tiempo, cuando actuaba de apertura. Dani Pizarro cogió las riendas y se mostró muy sólido en la misión. Hubo cambios en las bandas que surtieron su efecto, pero el segundo ensayo igualmente fue de superioridad por delantera. En plena remontada unionista, y para poder tomar oxígeno, Ignacio Martínez transformó dos golpes con patada a palos que dejaba once puntos arriba a su equipo. La clave fue no venirse abajo dentro del último cuarto de hora y pensar que era posible ofrecer un ‘monumento’ de entrega a la afición, enchufadísima.

Fotografía: Moisés Martínez

El millar de seguidores en la grada del Juan Rojas arropó a los suyos y le dio el aliento necesario para los últimos empujes, presión y verticalidad. A fuerza de mucho trabajo, por el coraje encomiable de Sanitas Alcobendas B, derivó en un cuarto ensayo para al menos un bonus ofensivo y en caso de derrota también el defensivo (26-30). La superioridad en melé castigó mucho a la delantera del equipo madrileño, y se jugó en cada recuperación touche, ganada siempre. Las amarillas a Da Costa y Caso ante la avalancha cruzada, siempre en los últimos metros, derivó también en ‘melé pactada’, obligando a jugar a lateral, a mucha paciencia pese al escaso tiempo, y a la euforia por try de Santiago Martínez.

Nacho Pastor quiso al final del encuentro lanzar un elogio a la grada: “Ha sido espectacular el comportamiento de la afición con el equipo, y el equipo con ella también, pero con el precioso detalle de la merecida ovación al adversario, con una gran sabiduría a la hora de valorar el gran partido realizado en Almería y el desempeño que han realizado”. Esto es rugby, “agradecer siempre al rival, que es el que nos permite disfrutar de este deporte”, ha añadido Pastor, exultante por el séptimo partido seguido sumando y por alcanzar la séptima plaza en un momento que invita al optimismo, pero sabiendo que todavía queda mucho por remar y todo por confirmar.

Fotografía: Moisés Martínez

FICHA TÉCNICA

URA (31): Nemo, País, Valles, Santiago Martínez, Padilla, Toti, Tate, Lucas Melián, Graciarena, Damián Jurado, Rhodri, Dani Pizarro, Manuel Ortiz, Sebas Urbu y Emilio Arias. También jugaron Manu Hernández, Manu Manchón, Grasso y Cuadrado.

Sanitas Alcobendas B (30): Arispe, Medina, Caso, De Celis, Da Costa, Carlos Rodríguez, Pablo García, Luis García, Bermejo, Bravo, Carrión, Sánchez, Martín García, Íñiguez y Martínez. También jugaron Salinas, Díaz, Fernández-Simal y Aznar.

Árbitro: Eduardo Cousillas. Expulsó temporalmente a Tate (min. 19) por parte de URA, así como a Da Costa (min. 73) y Caso (min. 77) por parte de Sanitas Alcobendas B.

Tanteo: 0-5, min. 12: ensayo de Luis García. 0-10, m. 28: ensayo de Martínez. 0-17, min. 32: ensayo de Martínez transformado por Bravo. 0-24, min. 37: ensayo de Íñiguez transformado por Bravo. DESCANSO. 7-24, min. 45: ensayo de Lucas Melián transformado por Juan Graciarena. 14-24, m. 48: ensayo de Emilio Arias transformado por Juan Graciarena. 19-24, min. 54: ensayo de Nemo. 19-27, min. 60: patada de castigo transformada por Martínez. 19-30, min. 64: patada de castigo transformada por Martínez. 26-30, min. 70: ensayo de Grasso transformado por Juan Graciarena. 31-30, min. 78: ensayo de Santiago Martínez. FINAL.

Incidencias: Partido correspondiente a la décimo quinta jornada del Grupo C de División de Honor B disputado en el Estadio Municipal de Rugby Juan Rojas ante aproximadamente un millar de espectadores aproximadamente.

Share

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *