Nacho Pastor y URA, espíritu creador y futuro por crear

Presentado el nuevo técnico de Unión Rugby Almería confesando que se ha encontrado “con una buena base”, proponiéndose “dar un salto de calidad” y planificando aplicar en cascada hacia las bases un sistema de juego propio que imprima carácter al equipo y al club

Lleva ya un mes ‘manos a la obra’ pero faltaba su ‘puesta de largo’, lo que se ha realizado en vísperas de su estreno en el Grupo C de División de Honor B, o lo que es lo mismo, el primer partido oficial del Juan Rojas. Será este domingo ante Jaén Rugby desde las 12.00 horas, estrenando “la cuarta temporada en la categoría dentro de los cinco años de historia del club”, ha precisado Miguel Palanca, presidente unionista, como introducción a la presentación del nuevo técnico del primer equipo de URA. Sobre Nacho Pastor ha dejado claro que se trata de “una persona muy capacitada, que lleva muchos años vinculado al rugby, cuya carrera la ha desarrollado en Valencia”. Pero ante todo, para Palanca la clave está en que “ha encajado perfectamente con nosotros, con nuestra filosofía de club y con los jugadores de la tierra”, ha destacado.

El presidente cruzado ha relatado que tras la decisión de “dar un paso al lado de Pablo Jiménez, el club se puso a buscar”, apostando por un Pastor al que se le ponen “los mismos objetivos de siempre, que pasan, con humildad y con el bajo presupuesto que manejamos, por la permanencia, con toda la ilusión, sin ninguna presión y con las ganas de seguir disfrutando en la élite del rugby nacional en un año de muchísimas novedades”. En ese sentido, ha reconocido este año 2018 con el Juan Rojas como “un punto de inflexión”, precisando que “en estos primeros días de Escuela ha habido un incremento del 25% respecto a los niños que se habían inscrito el año pasado, así que el crecimiento va a ser exponencial”. Palanca habla mirando al futuro: “Yo lo veo como un nuevo principio”. Ha reafirmado el compromiso del club con toda la sociedad, más aun desde la constitución de la Fundación URA Clan, cuyas próximas líneas ha explicado con detalle.

Nacho Pastor ha confesado que cuando le llegó la posibilidad de entrenar en Almería estudió la trayectoria y el proyecto global, viéndose rápidamente en el papel: “La verdad es que desde el primer momento pocas dudas tuve, ya que el proyecto de URA como tal es mucho más que deporte, encaja perfectamente con la filosofía del rugby y encaja también con mi trayectoria tanto personal como de los clubes con los que he estado vinculado, y en la que se mueve el rugby actual”. Procedente del club campeón del grupo levantino de la propia División de Honor B, Les Abelles, valora “la proyección hacia el entorno” que tiene Unión Rugby Almería, pero a la vez le ilusiona el proyecto deportivo: “Me he encontrado con muy buena base, el trabajo que ha hecho Pablo Jiménez ha sido fantástico, y el campo es una pasada, un referente en España”.

Sin más, no ha dudado en pronunciar un “vamos a por todas”, no sin reconocer que “hay mucho trabajo por delante porque se quiere salir de la parte de debajo de la tabla”. Su argumento para lograrlo es que ha visto “de los jugadores y del cuerpo técnico muchas ganas de sacar de dentro lo que se tiene y así disfrutar de la temporada”. Preguntado por “dar un salto de calidad”, respuesta rotunda: “Sin ninguna duda”. Es algo que no ha permanecido ajeno a las primeras horas juntos entre míster y jugadores: “Nosotros lo palpamos dentro del grupo, y una de las charlas que hemos tenido es dónde queremos llegar como grupo; no se trata de que Miguel o que el club o que yo tengamos unos objetivos más o menos altos, sino que formen parte de todos los que van a sudar todos los días en los entrenamientos y saltan al campo a jugar”.

Encantado con que URA sea “un proyecto que permite la incorporación de los chavales desde la base de los clubes que forman el proyecto, que llegan con muchas ganas”, Pastor quiere un plan de largo plazo y un sistema ‘en cascada’ de categoría en categoría: “Cuando me involucro en un proyecto la idea que tengo es muy sencilla, ‘vamos a trabajar como si fuera para toda la vida’, así que la idea es desarrollar el sistema de juego y trasladarlo a las categorías inferiores, y eso evidentemente lleva su tiempo”. En el mes que ha vivido como un cruzado más “ha habido para ponernos en forma, plasmar las nociones sobre las que queremos trabajar, sentar la base de juego e intentar tener una propuesta concreta, dinámica y evidentemente que nos permita ganar”, ha matizado para reconocer que “faltan varias jornadas para ir ajustando cosas”.

Con la expresión “imprimir carácter al equipo” ha resumido lo que deberá verse desde el principio, con un comienzo liguero que tendrá tres partidos seguidos en casa. Sus mimbres forman un “equipo bastante polivalente, con delantera dinámica que nos puede dar una ventaja frente a otros que no la tienen, y puede que pequemos de inexperiencia, porque hay jugadores veteranos que ponen tranquilidad a la melé y fases estáticas, incluso al juego, sabiendo cómo se gestionan los momentos difíciles de los partidos, pero la media de edad de esos jugadores es muy baja”. Respecto a los tres cuartos, “objetivamente uno a uno son grandes jugadores y en conjunto pueden dar un gran resultado” Así, “la falta de madurez física se suple con dinamismo e intensidad”.

Share

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *