Dos balas y un adiós en El Ejido Rugby

El conjunto de Nicoletti reta a su mala suerte de este año con las lesiones ante Nerja pero piensa en no jugar el ascenso

“Los que están, están bien anímicamente, con ganas, quieren ir, plantar cara y ganar el partido”. Pero estos que están son 17, los quince de inicio y solo dos cambios ante un potencial de complicada predicción como es el que tendrá el impredecible Nerja. Costa de Almería, que cierra la liga regular en el campo del Granada 2004, será primero seguro, y baila una segunda plaza que podría ser de El Ejido Rugby en pugna con su rival de este domingo. Los malagueños son los que la ocupan ahora mismo con cinco puntos de renta sobre los ejidenses, pero a los de Colo Nicoletti les queda un partido más aplazado en el campo del colista Jaén B, por lo que una victoria en territorio nerjeño les dejaría en una situación ideal para sacar adelante con magnífica nota un año muy complicado.

El argentino no oculta su frustración no de cara a estos dos choques, sino en lo relativo a todo lo acumulado previamente: “El equipo está bastante jodido, ya que ha sido una temporada con muchísima mala suerte en las lesiones y con problemas de trabajo, y en cuanto a las lesiones, no han sido leves sino que se han quedado fuera para el resto de la campaña los que las han sufrido”. Las cuentas pondrían ‘los pelos de punta’ a cualquier técnico: “Tenemos 11 bajas de las que 7 son titulares, incluyendo al capitán Cachorro”. Por lo tanto, de cara a la visita al estadio Enrique López Cuenca de Nerja, en un partido que será dirigido por Daniel Sanz, “hay 14 jugadores de El Ejido, con uno de Marrajos de Adra y dos de Huércal Overa que nos echan una mano”, cuenta Nicoletti.

Pese a ello, y como asegura de entrada, el ánimo está en la conquista de esa segunda plaza, “terminar la temporada lo más dignamente posible”, y después pasar el trago amargo de decir adiós prematuramente, pese a haber logrado una auténtica machada: “Al partido con Nerja vamos a ir a plantar cara, una de las cosas que tenemos habladas es que vamos a jugar los dos paridos y pase lo que pase vamos a renunciar a jugar la fase de ascenso, ya que es evidente que no podemos afrontarla con la plantilla que tenemos”. El resto de esta dura temporada se ocupará jugando, pero en otro ámbito: “Se intentará que los que quieran puedan jugar la Liga Provincial para seguir rodando, ya que hay dos o tres nuevos que están empezando y dos juveniles que entrenan con nosotros”.

A estos chicos “les vendrá bien rodar en partidos, porque ya toca pensar en la temporada siguiente”. Pero esto es rugby, y nadie se rinde, por lo que hay que sentir orgullo por ello este próximo domingo desde las 12.30 horas ante un rival muy complicado: “Nerja en casa juega habitualmente reforzado, con delantera muy pesada, no especialmente habilidosa o técnica pero sí de provocar gran desgaste a lo largo del partido, con tres cuartos imprecisos a los que se les cae el balón mucho, pero ojo, si tienen a todos los que tienen que tener, contarán con dos centros bastantes fuertes; todo depende de la gente que tenga ese día porque es un sitio con mucho extranjero, les hacen licencia de un día y marcan la diferencia, como sucedió en El Ejido en la primera vuelta”.

En aquella ocasión, y con los celestes tocados pero no hundidos por lesiones, al descanso se llegó con 19-10, pero la segunda parte se hizo larga: “Al final nos remontaron con tres ensayos en los últimos 15 minutos, y el marcador no fue el reflejo de lo visto sobre el campo”. Colo Nicoletti asume que “hasta el mismo domingo no se sabrá lo que se encontrará al llegar a Nerja”. El plan de juego sí está claro, y al margen de él, la fortaleza física que se necesitará: “Es lo que he venido trabajando mucho las últimas tres semanas, mucho físico y mucho contacto, y si tenemos suerte, de los 17 no se lesiona ninguno más y se aguanta más o menos el paso de los minutos, se puede ganar, pero va a haber un desgaste muy grande y el final del partido será muy complicado”.

Es fácil de entender si se considera que Nerja tendrá sus ocho cambios casi con toda seguridad, “y si mueven banquillo en los 20 últimos minutos, tienen la opción de apretarnos más”. Pese a ello, la experiencia del técnico argentino de El Ejido Rugby hace albergar esperanzas de una victoria que sirva para que la plantilla se resarza de todo el sufrimiento acumulado, si bien después quedará un encuentro más para ratificar la segunda plaza o para terminar de escalar a la misma, todo en caso de victoria por Málaga. Se trata de una visita aplazada al campo del colista Jaén B: “Va a depender de que salgamos sin lesionados de Nerja”. Dependiendo del resultado de este domingo, en el próximo incluso podría servir alguna cosecha de puntos bonus, pero antes toca ir a la guerra.

Share

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *