Unión Rugby Almería ‘toca madera’ y no es último

Victoria muy trabajada y consumada en una patada a palos transformada por Nacho de Luque que toca palo y entra

No está habiendo buena suerte a lo largo y ancho de la temporada, ello por no pocos motivos, pero calcando lo heroico que tuvo el primer triunfo histórico en Madrid, en el campo de Arquitectura hace dos años, Nacho de Luque ‘tocó madera’ en el último balón del partido. Se había llegado con un injusto 8-10 tras un tremendo esfuerzo y haber sido muy superior al rival en la primera parte del encuentro, en la que el 8-0 marcado al descanso fue claramente corto. Un último arreón de la delantera, con balón a la zona de marca marbellí y patada defensiva fallida que tocó un jugador visitante sin querer para que se pitara por fin uno de los fueras de juego permanentes, dejó la ocasión en bandeja.

Viento en contra, minuto 80, el apertura cruzado, con Rullo tirado en el suelo para que el cuero no se moviera del rosco, pensó que no entraba, pero el oval ‘estalló’ en el palo y entró por encima de la ‘H’ para un delirio justificado en una gran necesidad. Tanteo muy corto, principalmente por los problemas de URA a la hora de anotar, porque se hizo todo lo necesario para ello pero sin premio, pero cuatro puntos de oro ante un grande de la categoría que se vio privado a los pocos minutos de dos titulares, ambos por lesión. En el saque inicial cayó Begley y a los diez minutos su sustituto, Gui, ambos necesitados de asistencia médica. Nacho Molina, general en plaza, tuvo que mandar mucho en el verde.

Y es que en el minuto 3, a partir de una touch en cinco metros contraria, Biya demostró que estaba en su partido e hizo un ensayo de calidad para establecer el 5-0. El cuadro unionista no dejaba resuello, presionando muy arriba y con un orden que se vio contrarrestado por la ansiedad. Se tiene necesidad, eso está claro en la mente de todos, y por ese motivo se cometieron demasiados errores en el ataque. Con un poco más de paciencia, con más precisión en la mayor parte de las entregas, el marcador al descanso podría haber dejado, casi de un modo definitivo, sentenciado el encuentro. En el minuto 18 Graciarena se vio en situación y tiró de confianza para meter entre palos una patada distante.

Subió el 8-0 en el minuto 18 y Unión Rugby Almería encerró literalmente en su campo a Marbella, que supo sufrir pero ayudado por las pérdidas de balón que en exceso cometieron los de Pablo Jiménez. No en pocas ocasiones se tuvo opción en 22 contraria, incluso en cinco metros, pero no hubo manera de que las fases dieran su fruto. Una llamada a ambos capitanes ante la lucha que se tenía en los rucks, encarnizada, no calmó los ánimos de un choque intenso y muy bonito que deleitó a la valiente grada, que no en poco número pese a la adversa climatología, hizo que el ambiente rugbier otra vez reclamara mucha más atención en Almería. Se temió pagar las ocasiones perdidas, muchas.

Solo se erró una touch en una primera parte que finalizó con un maul en una acción de Rafa Alastrue, avanzando muchísimos metros pero finalmente sin llegar a la zona de conflicto. Los dos equipos se marcharon a vestuarios por el frío y la humedad, y a la vuelta Trocadero de Marbella, que no había tenido ni una sola opción antes del descanso, mojó demasiado pronto. Recuperó URA un balón que después se perdió, pagándose muy caro el único desajuste defensivo de todo el partido. Ensayó en el primer minuto Pando y Lupi mostró su categoría para transformar el try, ajustando el marcador hasta el 8-7. Acto seguido se perdió una touch, al surgir las dudas de un equipo castigado.

Toti tuvo que retirarse tras aguantar la recta final de la primera parte y el inicio de la segunda bastante tocado, y en el 46 Marbella erró una patada que le iba a poner por delante. Solo quería coger la delantera el cuadro costasoleño, una muestra de que veía que iba a ser muy complicado pese a que, nunca mejor dicho, el viento le soplase a favor. La delantera de URA percutió duro, se ganó una melé que era azul y sobre la misma raya de try se le escurrió la anotación a Lucas Melián. No había suerte y seguía sin aparecer, con pérdidas que le dieron mucha más vida de la que tenían a los visitantes. Se tuvo que sufrir, se defendió con todo, pero Lupi encontró lo que buscaba su equipo.

En el minuto 66 una patada suya lejana y centrada entró y se dio la vuelta al marcador con un momentáneo 8-10. La efectividad de Trocadero lo puso por delante, pero la historia no podía terminar así para un URA que había trabajado mucho. Fue entonces, en el último suspiro, cuando la grada hizo su misión e insufló un último aliento a los cruzados. Nacho de Luque le puso intriga a su lanzamiento, pero Unión Rugby ganó a la cuarta intentona a Marbella para que las cuentas sigan saliendo. Ahora, Alcobendas B y Olímpico, ambos a muerte.

FICHA TÉCNICA

URA (11): Juanma, Biya, Piloto, Kotze, Padilla, Luis Vergel, Toti, Lucas Melián, Antonio Manchón, Graciarena, Ismael Varas, Nacho de Luque, Tietie, Alastrue y Emilio Arias. También jugaron Loubet, Rullo, Cuadrado, Manolo Ortiz y Urgu.

Trocadero (10): Pablo Castro, Radermacher, Riches, Chris Begley, Basllestrin, Nacho Molina, Spinetti, Parada, Milton, Lupi, González, Tamargo, Masuyama, Rodríguez y Pando. También jugaron Sánchez, Antonio Fernández, Gui, Quiroga y Ulises Fernández.

Árbitro: Joaquín Santoro. Sin expulsiones.

Tanteo: (5-0) min. 3, ensayo de Biya. (8-0) min. 18, patada de castigo transformada por Graciarena. DESCANSO. (8-7) min. 42, ensayo de Pando transformado por Lupi. (8-10) min. 68, patada de castigo transformada por Lupi. (11-10) min. 80, patada de castigo transformada por Nacho de Luque. FINAL.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima sexta jornada del grupo C División de Honor B disputado en el Estadio Emilio Campra ante unos 400 espectadores aproximadamente. Lluvia en rachas y viento.

Share

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *