URA quiere dar otro estirón ante Atlético Portuense

El último partido de la primera vuelta de Unión Rugby Almería es otra ocasión más de seguir creciendo después de haber cogido una gran confianza frente a CRC Pozuelo y sobre todo CAR Cáceres 

El XV unionista prepara un escenario totalmente diferente al de la jornada anterior frente a los extremeños y de nuevo engloba dos citas seguidas, esta vez con el doble derbi andaluz al unir Helvetia

El grupo C de División de Honor B parece quedarse eclipsado por el choque que mide a segundo contra primero, ambos con pleno de victorias y un solo punto de diferencia, 47 frente a 48. Se juega el CRC Pozuelo – Liceo Francés justo en la mitad de la temporada, con diez victorias y cero derrotas en los dos casilleros. Pero hay otro derbi, el andaluz, en el que esta competición puede dar una imagen de subida y reparto de nivel, puesto que URA, último con diez puntos y dos victorias, visita a CR Atlético Portuense, quinto, empatado con el cuarto, con 50% de partidos ganados y perdidos, 5 y 5.

No es tanta la diferencia numérica, y se espera que sucede lo mismo con la rugbística. Con una mínima racha de dos resultados a favor el salto en la tabla es muy grande, más teniendo en cuenta que Unión Rugby Almería mantiene a tiro de una victoria ‘sencilla’, o sea, de cuatro puntos, a Helvetia, Olímpico de Pozuelo e Ingenieros Industriales. Si eso se mira desde el prisma que otorgan los problemas que se han pasado en el inicio de temporada, y que se inició la línea ascendente de juego y sensaciones, la clasificación invita a seguir en la lucha de manera decidida, y una buena fecha es esta jornada 11.

Complicado rival, el Atlético Portuense ha vencido en su campo a Complutense y ha perdido por la mínima ante Liceo (22-23), para seguir con victorias frente a Sanitas Alcobendas y Arquitectura antes de caer con CRC Pozuelo también apretado (10-17). Los dos últimos partidos antes de recibir en su durísima casa a URA han sido fuera, con derrota amplia ante CAR Cáceres y victoria de seis puntos sobre Helvetia. Vivirá su segundo derbi andaluz seguido como cierre de la primera vuelta, y no está dispuesto a que su fortín sea derribado ninguna vez más cuando ya han pasado y sufrido por allí los dos ‘jefes’ de la categoría.

Por su parte, los cruzados andan a lo suyo, creciendo y poniendo inteligencia en los planteamientos no solo de partido sino de marcha de la temporada. Así, para Pablo Jiménez, entrenador unionista, la revisión general no llegará tras la mitad de la competición, sino durante el parón de Navidad, para el que quedará también recibir a Helvetia: “Por las circunstancias del calendario el primero de la segunda vuelta es antes de parar, en casa contra un rival directo al que hay que ganar, entonces está claro que ahora mismo no estamos pensando en hacer evaluación; después tendremos elementos suficientes para hacerlo”.

La estrategia de la campaña es importante y se rehará para 2017: “Hacían falta unos partidos más para saber por dónde van las cosas, y ya tenemos muy claro cuáles son los rivales a los que tenemos que ganar y nos replantearemos la segunda vuelta, a quién hay que vencer, qué partidos serán para hacer más énfasis en cuestiones técnico-tácticas o preparación física porque los objetivos puedan ser diferentes”. A Pablo Jiménez se le unen dos lecturas de cara a su próximo rival viendo sus resultados: “La liga está siendo más fuerte, tampoco mucho más, y El Puerto puede que sea un poco peor”.

Recuerda, no obstante, lo que pasó con los gaditanos el curso pasado: “Hasta que llegaron a Almería demostraron debilidad y desde ahí se conjuraron para ganar muchos partidos”. Además, la diferencia entre locales y visitantes, pese a que han ganado dos partidos lejos de su campo, es clara: “Les pasa como a nosotros, no tanto, pero tienen dificultades para viajar porque están lejos de Madrid”. Mirándose a si mismo, Unión Rugby Almería espera luchar por todo este fin de semana: “Vamos con una inercia muy buena, los jugadores han recuperado confianza, los roles en el equipo están más adquiridos…”.

Solo se pide ‘externo al trabajo’ algo más de suerte: “Lo único que necesitamos es un poco de fortuna; contra Cáceres perdimos por errores nuestros y por falta de suerte”. Es evidente que URA ya no se parece al que comenzó la liga: “Eso nos hace estar esperanzados, porque hace un mes estábamos muy por debajo de lo que vemos ahora y perdiendo contra equipos más flojos”. El haber caído ante los extremeños “provoca urgencia de conseguir puntos”. Ante esto, se tira de la confianza: “Si ya creemos que por nuestro nivel de juego podemos dar un susto a Portuense, ahora es necesario, así que podemos y debemos”.

La unión de las cosas se producirá en un escenario distinto de juego al que se desarrolló el partido pasado: “Son dos equipos que no tienen nada que ver y la estrategia va a ser muy diferente, pero nuestras armas en ataque deberían ser las mismas, estamos trabajado y esperamos hacer un buen partido”.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *