Unión Rugby Almería desenfunda las armas que logró en Pozuelo para una batalla épica frente a CAR Cáceres

El XV de Pablo Jiménez contará con un Emilio Campra convertido más que nunca en una olla a presión para recibir a uno de los más grandes equipos del grupo C de División de Honor B 

La confianza en el buen juego es absoluta entre las filas unionistas y se toma este partido como una gran ocasión de restaurar el rumbo en la clasificación tras las derrotas encajadas al inicio liguero

 

El espectáculo está servido un fin de semana rugbier más. Décima jornada, a una del final de la primera vuelta, y el Emilio Campra tiene la palabra. Eso es decir mucho para el grupo C de División de Honor B, en donde la grada de URA es ya muy conocida y elogiada. Una gran ocasión se avecina recibiendo a uno de los gallos de la competición, un Extremadura CAR Cáceres en clara progresión desde el curso pasado. De posible candidato al descenso, a ser de mitad de tabla y a convertirse en aspirante a ascenso, ha mediado poco tiempo y ganarle es, sin más, un ‘premio gordo’.

Pocos equipos lo van a lograr, y solo uno de los de la zona de debajo de la tabla lo ha hecho ya, el Sanitas Alcobendas B en la jornada 3. También ha caído con los dos primeros, Liceo y CRC Pozuelo, pero lleva claramente una trayectoria ascendente, un ir de menos a más que le ha conducido a ‘llevarse por delante’ en su casa y con facilidad a dos andaluces, Helvetia y Portuense, antes de visitar a URA. En su crecer continuo ha ‘triturado’ también en tierras extremeñas a Ingenieros Industriales. Es mucho más fuerte en casa que fuera, o eso dicen sus resultados y esa es una opción que se abre.

El tercero visita al último, pero el último también está en progresión y tiene de lo que aferrarse para creer en la victoria: “Si hubiéramos empezado la temporada jugando como lo estamos haciendo ahora, seguramente no estaríamos donde estamos, y además todavía tenemos margen de mejora, conceptos y que las nuevas incorporaciones se adapten más a los jugadores de aquí”. Más claro, imposible. Pablo Jiménez, entrenador de Unión Rugby Almería, recuerda que “el partido de la semana pasada, a pesar del resultado, nos hizo estar medianamente contentos con el juego que hicimos”.

Sin duda, “fue engañoso porque se hizo un muy buen encuentro, sobre todo en la primera parte”, y las sensaciones al final son un arma para recibir a Cáceres: “En otros partidos en los que hemos tenido marcadores más apretados, o incluso en los que ganamos, no nos íbamos contentos”. Esta vez era básico un sentimiento de mejoría, ya que se había englobado en la misma planificación a las dos jornadas: “Venimos preparando el partido de Cáceres desde hace dos semanas”. Es el momento de medir la recuperación ante un grande, tal y como lo define Jiménez: “Es un equipo muy fuerte, se ha reforzado muy bien”.

El preparador de los cruzados sigue su definición recordando que “tienen un presupuesto muy alto, todas las líneas completas, y están haciendo un trabajo mejor que el del año pasado hasta el punto de que le están plantando cara a los equipos más fuertes del grupo”. Nada de ello arruga a los suyos: “Aun así creemos que tenemos nuestras opciones, sobre todo porque ellos fuera de casa bajan y porque posiblemente nos subestimen dada la clasificación”. De lo que no cabe la menor duda es de que “el domingo va a ser un partido intenso, en el que los dos equipos tendrán opciones de victoria”.

En el estado de altas y bajas, regresan Joaquín Pérez y Quintana, “pero siguen faltando otros, unos cuantos en el dique seco”. Pese a ello, “lo de siempre, hay plantilla suficiente y los problemas no están siendo las lesiones”. Se sabe que es un partido de más de cuatro o cinco puntos, puesto que “la gran importancia de si lo ganamos es que los de la parte baja no van a hacerlo porque Cáceres está muy fuerte, y si nosotros lo logramos, solucionaremos gran parte de los problemas en los que nos metimos con la derrota frente a Olímpico”. Es larga la temporada, y hay materia para darle la vuelta a la situación.

La grada va a estar dándolo todo una vez más, algo que recoge Pablo Jiménez con un deseo y una convicción: “Lo que hace falta es que nosotros no solo hagamos un buen partido, que estoy convencido de que lo vamos a hacer, sino que nos acompañe un poco la suerte, ya que si es así tenemos muchas opciones de ganar”.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *