URA luchará por su afición ante Ingenieros Industriales

La plantilla de Unión Rugby Almería siente frustración por no ganar ante sus numerosos seguidores y quiere brindarles un triunfo muy necesario en un partido vital que se espera con bastante optimismo

 

A por otra jornada. No es solo una expresión escrita en una noticia usando lo evidente de la sucesión de jornadas, sino más bien un modo de transmitir que los cruzados pasan página. De hecho, lo que queda atrás no debe afectar a lo que viene por delante. Hay confianza: “Tenemos la esperanza de ganar este partido, además, no tenemos más remedio, el equipo está progresando bien, creemos que algunos problemas se han solucionado y esperamos este fin de semana conseguir la victoria que tanto necesitamos”. El semblante mientras habla de Pablo Jiménez, entrenador unionista, transmite mucho positivo.

Habrá un ambientazo, otro más, en el Emilio Campra, si bien podría producirse récord de asistencia dado el movimiento que se ha generado en torno al partido. Ante Helvetia, en el choque que cerraba la pasada campaña, fueron unos 1.300 seguidores los que empujaron desde la grada, y en la asunción de su responsabilidad, la masa social del Proyecto URA, pese a tener muchas citas durante el fin de semana, se ha movilizado para recibir a Ingenieros. La mejor afición de la categoría volverá a escenificar el progreso imparable del rugby en Almería y en España, sabiendo disfrutar del espectáculo.

Eso precisamente es algo que tienen muy presente los jugadores, lo de poder responder ante la hinchada: “El equipo, hasta cierto punto, se siente frustrado por no poder ganar ante tanta gente, y en ese sentido la actitud va a ser la mejor”. Fuerza, ánimo, arropo, pero además hacen falta otras cosas, “otros factores también importantes, como concentración, a veces inteligencia…”. De lo que habla el técnico es de trabajo y más trabajo que se está desarrollando: “La victoria pasa por que seamos capaces de aplicar en el campo las cosas que estamos trabajando”. El resultado debe ser acorde al esfuerzo.

Eso último precisamente hasta ahora no se ha producido, en un arranque que hunde a Unión Rugby Almería en la última plaza con una sola victoria y seis derrotas. Por ello la estrategia es la del ‘corredor de fondo’, sin precipitarse y dosificando: “No nos queda otra; si hubiéramos ganado los partidos que teníamos que haber ganado, ahora tendríamos otra estrategia, pero ahora mismo lo que tenemos que hacer es ganar nuestros partidos día a día y a la espera de que los rivales muestren debilidad”. Las ideas sobre la fortaleza de cada cual empiezan a clarificarse, pero cabe esperar algo más.

En ese sentido, Pablo Jiménez apunta que “en estas últimas jornadas se ha empezado a ver desgate en algunos equipos y ya resultados más altos”. Lo mejor, ante de realizar un valoración definitiva, es aguantar un poco más: “Es cierto que llevamos muchos partidos, pero hay que esperar un par de semanas más”. Esos cálculos resultan fundamentales para la lucha por la permanencia: “Alcobendas ha empezado fuerte pero ahora está mostrando debilidad; habrá que ver cuando no tenga jugadores del primer equipo, cómo van a los viajes, y con Cisneros igual; en dos semanas se puede hacer una lectura de cómo está realmente el nivel de todo el mundo”.

Pero lo inmediato para URA es recibir a Ingenieros Industriales Las Rozas, que tiene novedad: “Es el mismo rival del año pasado pero han cambiado el entrenador y a la vez el estilo de juego; es un poco incógnita, no he conseguido ningún vídeo, así que no se puede decir mucho más allá que no están sacando buenos resultados y que esperamos que tampoco lo tengan aquí”. Para ello Jiménez pide que “las lesiones nos den un poco de respiro, que recuperemos a los jugadores importantes y que mantengamos la concentración durante el máximo número de minutos posible”.

Se adelanta media hora el horario habitual, disputándose a las 12.00: “Nos lo han pedido, era posible y al fin y al cabo esto no deja de ser un juego y siempre hay que intentar, dentro de lo posible, ayudarnos, como dejar el material del calentamiento al visitante para no llevarlo en el autobús y cosas así”. El rugby es también ejemplo de buenas prácticas en eso, “hay buen ambiente”. Los resultados de Ingenieros Industriales deparan tres victorias, todas contra rivales directos como Alcobencas (fuera), Helvetia y Trocadero (ambas en casa), y cuatro derrotas frente a Arquitectura, CRC Pozuelo, Extremadura CAR Cáceres, con quien fue apalizado, y Portuense.

 

Share