URA naufraga casi en la orilla ante un rocoso Olímpico de Pozuelo que ensalza a la afición de los unionistas

Unión Rugby Almería se marcha al parón de una semana en la División de Honor B sin haber logrado alcanzar su objetivo de victorias y sin terminar de encontrar el rendimiento adecuado 

Los jugadores del conjunto madrileño felicitan a los delegados de los cruzados por la poblada grada y su comportamiento, una de las mejores de España en número, en animación y en respeto al rival

Se escapó otro partido sin que URA sacara todo el rugby que lleva dentro, en esta ocasión ante un supuesto rival directo pero que en Almería logra su segunda victoria consecutiva tras haber vencido a Atlético Portuense la jornada anterior. El Olímpico de Pozuelo no sorprendió respecto a lo que se esperaba de él, un gran equipo, muy bien armado y potente por delantera. Llegó con más fuerza a los momentos trascendentales tras un choque muy igualado, y logró imponer su potencia con dos ensayos en los últimos diez minutos, el definitivo ya con la cuchara entregada por parte local.

Hasta ese instante en el que Gonzalo Rivilla transformaba el try de Rivero el marcador marchaba con 18-19 y dos ensayos almerienses frente a uno de los madrileños, pero la primera línea cruzada sufrió, se perdieron las melés y Olímpico comprendió que había llegado su momento. Todo lo que sucedió en los minutos anteriores fue intermitencias en el juego de Unión Rugby Almería, con potencial solo exhibido a ráfagas y con errores de decisiones que siguen costando caro. El más claro ejemplo puede ser el ensayo encajado en el último minuto antes del descanso.

No se fiaban los unos de los otros y por ello los puntos llegaban solo desde la patada de golpe de castigo, con dos de los mejores especialistas frente a frente, Nacho de Luque y Gonzalo Rivilla. El almeriense, en labores defensivas con Graciarena de apertura, igualó y puso en ventaja a URA, pero otra vez Rivilla estableció las tablas. El 6-6 fue respondido de la mejor manera, con un ensayo de potencia de Alan Sarco por el costado sorprendiendo y ganando confianza en sus posibilidades. Muy escorado, esta vez el oval no entró en transformación y el marcador se quedó en 11-6.

Se controló bien el resto del tiempo, excepto en una patada defensiva de Antonio Manchón que supuso una touche bien aprovechada por la delantera de Olímpico. Dos placajes en falso, el consiguiente desajuste y ensayo para darle la vuelta al marcador. Con todo, en la última jugada, avisada así por parte del colegiado, Graciarena progresó con mucha calidad y resbaló en el momento más inoportuno para que al descanso se fuera por detrás en el marcador. Los madrileños tiraron de su pateador para ampliar a cinco su ventaja al poco de dar comienzo la segunda mitad, pero había confianza en la victoria.

En una jugada de buena labor defensiva el balón quedó en las manos de Tom Armstrong, y el australiano tiró de calidad para depositar el oval y establecer una igualdad que acto seguido rompió Nacho de Luque con su transformación. Quedaba mucho, pero la dinámica parecía buena y se ganaba por 2 (18-16). Un error atrás motivó golpe de castigo que alojó entre los palos Rivilla, y ya se perdía por uno (18-19). Era justo la hora de juego, por lo que quedaban 20 minutos más para darlo todo. Fue entonces cuando se firmó la sentencia ante la potencia visitante, con ensayo en el 71, poca claridad en el juego de ataque por los nervios, y ensayo en el 79 bajo palos con una gran jugada de Rivilla.

En su valoración del partido, Pablo Jiménez, entrenador de Unión Rugby Almería, lamentó que el gran ambiente de la grada, que se ganó las felicitaciones de la expedición de Olímpico tanto a jugadores unionistas como a delegados y directivos del club, no se hubiera visto correspondido con una victoria, y fue duro en su análisis: “Es decepcionante que con el esfuerzo que se está haciendo no se juegue mejor, el primer responsable soy yo y como siempre digo, hay que seguir trabajando”. Una de sus características es la sinceridad, y por ello reconoce que “no se está jugando bien y está habiendo muchos problemas”. Esto ha seguido sucediendo ante Olímpico, que “es un equipo muy fuerte”.

Jiménez vio una primera parte “controlada sin problemas pero sin saber aprovechar las oportunidades que se han tenido”, mientras que en la segunda vio un bajón de su equipo: “En ese momento nos han castigado mucho”. En su modo normal, de esto se saca lectura obligada: “Esto nos debe hacer reflexionar, porque hay equipo para jugar mucho mejor de lo que lo estamos haciendo, así que insisto, queda trabajar y buscar soluciones”. Unión Rugby Almería descansará el próximo fin de semana por parón en la competición liguera y el día 23 estará otra vez en liza en Madrid en el campo del Sanitas Alcobendas Rugby B.

 

FICHA TÉCNICA 

URA (18): Sarco, Biya, Mwale, Padilla, Jiménez, Piloto, Carras, Luis Vergel, Iván Rubio, Graciarena, Nacho de Luque, Manolo Ortiz, Tom Armstrong, Varas y Antonio Manchón. También jugaron Quintana, López, Gabel, Joaquín Pérez, García, Quisquilla, Adrien Mathieu y Sebas Urgu.

Olímpico (33): Eloy, Becerra, Ortiz, Muñoz, Fernández, Alejandro Rivilla, García, Martínez, Nieto, Gonzalo Rivilla, Diego Huerta, Alejandro Huerta, Rivero, Álvarez y Luis Castillo. También jugaron Gómez, Sánchez César Castillo y Megino.

Árbitro: José Luis Beltrán ().

Tanteo: (0-3) min. 12, golpe de castigo transformado por Gonzalo Rivilla. (3-3) min. 14, golpe de castigo transformado por Nacho de Luque. (6-3) min. 21, golpe de castigo transformado por Nacho de Luque. (6-6) min. 32, golpe de castigo transformado por Gonzalo Rivilla. (11-6) min. 34, ensayo de Sarco. (11-13), min. 39, ensayo de Álvarez transformado por Gonzalo Rivilla. DESCANSO. (11-16) min. 42, golpe de castigo transformado por Gonzalo Rivilla. (18-16) min. 50, ensayo de Tom Armstrong transformado por Nacho de Luque. (18-19) min. 61, golpe de castigo transformado por Gonzalo Rivilla. (18-26) min. 71, ensayo de Rivero transformado por Gonzalo Rivilla. (18-33) min. 79, ensayo de Gonzalo Rivilla transformado por él mismo.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de División de Honor B disputado en el Estadio Emilio Campra ante aproximadamente unos 500 espectadores. Mucho calor sobre el terreno de juego.

09-10-16-mele-con-publico-de-fondo 09-10-16-tom-armstrong-corriendo

Share