URA mira a la cara a Liceo en la primera parte pero se vuelve a condenar en la segunda ante un favorito

Unión Rugby Almería se desconecta durante 40 minutos y comete errores tanto en defensa como en ataque que no se pueden producir ante un grande del grupo C de División de Honor B 

Los cruzados mejoran su juego respecto a los dos primeros partidos ligueros pero deben seguir afinando la coordinación y así poder explotar mucho mejor las virtudes que la plantilla atesora

Se viajó con ganas de dar la sorpresa, y parecía algo posible durante la primera media hora de juego. Solo con un golpe de castigo se desniveló el marcador inicial, ello ya en el minuto 19. Se jugó mirando a la cara a todo un favorito a los puestos altos de la clasificación, con orden y disciplina en las filas unionistas. Se encajó un ensayo en el 22, y se recortó la renta con una patada a palos de Graciarena, el apertura ante la baja de Nacho de Luque. La batalla estaba servida y se desarrollaba con un poder a poder.

En ese guión se siguió desarrollando el choque hasta que comenzaron los problemas en URA, recordando sus errores de los dos partidos pasados. Pese a todo, a otro ensayo local respondió Armstrong con el oval depositado en la línea de marca casi al final antes del descanso, al que se llegó con sensación agridulce en los almerienses dado que hubo más bueno que malo en la cuenta general de los cruzados. El electrónico reflejó un 15-8 que dejaba el partido vivo para la disputa de los segundos 40 minutos, con opciones aún a todo.

Pero la entrada en la segunda mitad no fue nada buena, “encadenando malas decisiones y errores”, en palabras de Pablo Jiménez, entrenador de un Unión Rugby Almería que sufrió demasiado y que fue castigado en exceso con una serie de ensayos desde la línea de 22 propia. La capacidad atacante de Liceo se dejó notar, equipo que fue segundo la pasada temporada y que se ha reforzado muy bien para esta campaña, y pese al esfuerzo general, con mucho placaje almeriense, la brecha en el marcador fue cada vez más grande.

En la parte positiva está que “los últimos 10 minutos se recuperó el buen juego” que debe llevar a los triunfos a URA, tal y como explicó el propio Jiménez. Las fases de juego se encadenaron, se recuperó la paciencia para poder hacerlo, y tras cuatro seguidas el balón llegó a Royal Mwale, que hizo el segundo ensayo almeriense para maquillar un marcador que se mostraba demasiado abultado. De hecho, las conclusiones de los jugadores al finalizar el choque fueron relativas a que había sido demasiada desventaja pese a la calidad del rival, y Pablo Jiménez quiso destacar que “el arbitraje fue de alto nivel y es una pena no haberlo aprovechado con un mejor juego”.

La desconexión durante 40 minutos de juego, antes y después del descanso, pasó factura y dejó claro que no se pueden hacer concesiones. “Tuvimos problemas en defensa y nos faltó posesión”, aseguró Jiménez en su análisis de lo acontecido. Se seguirá trabajando en la conjunción del equipo de cara a un choque trascendental como es el del próximo fin de semana ante Olímpico de Pozuelo. Será complicado, pero “hay que ganar como sea sabiendo que ellos han vencido este fin de semana a Atlético Portuense”.

Pasando página, pero tomando nota para adoptar las decisiones que sean necesarias, se convierte en condición indispensable “hacerse fuertes en casa” y lograr sumar todos los puntos posibles ante la fiel afición unionista. Entre ella está la grada veterano, y al respecto de los Lomos Plateados cabe destacar que no faltaron a la cita en el campo Ramón Urtibi para animar a URA aprovechando su participación en el Torneo Internacional de Atapuerca que organiza Ingenieros Industriales en Las Rozas. Saldaron sus partidos con victoria, empate y derrota, esta última frente al que a la postre fue campeón del torneo.

 

FICHA TÉCNICA 

Liceo (42): De Vicente, Abarca, Pomponio, Ratier, García, Bucur, Carvajales, España, Santos, Springall, Cabanes, Calahorra, De Ramón, Carabel y Peña. También jugaron Anaya, Martín, Rodríguez, Phliponeau, Corral-Muñoz, José Luis García, Cuerda y Núñez. 

URA (13): Sarco, Mwale, Quintana, Gabel, Padilla, Martínez, Carrasco, Luis Vergel, Quisquilla, Graciarena, Varas, Adrien Mathieu, Tom Armstrong, Dasi y Antonio Manchón. También jugaron Biya, García, Jiménez, Joaquín Pérez, Iván Rubio y Manolo Ortiz.

Árbitro: Jokin Osete (). Expulsó temporalmente a Ratier (min. 12) por parte de Liceo, así como a Sarco (min. 56) por parte de URA.

Tanteo: (3-0) min. 19, golpe de castigo transformado por Springall. (10-0) min. 22, ensayo de Carvajales transformado por Springall. (10-3) min. 27, golpe de castigo transformado por Graciarena. (15-3) min. 30, ensayo de Carlos García. (15-8) min. 38, ensayo de Tom Armstrong. DESCANSO. (20-8) min. 40, ensayo de España. (25-8) min. 47, ensayo de Peña. (30-8) min. 53, ensayo de Carlos García. (35-8) min. 60, ensayo de Santos. (42-8) min. 65, ensayo de Bucur transformado por Springall. (42-13) min. 79, ensayo de Mwale.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de División de Honor B disputado en el campo Ramún Urtubi ante unos 200 espectadores. El médico del partido tuvo que abandonar el campo antes del final del choque por motivo de una urgencia.

lomos

ura-archivo-1 ura-archivo-2

Share

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *