Unión Rugby Almería pone en juego los puntos y su orgullo en la importante visita de Olímpico de Pozuelo

URA busca encontrar su ritmo de juego ante el que a priori se entiende como un rival directo por la permanencia en División de Honor B pese a que los resultados de liga indican mucha igualdad 

Los cruzados, que reconocen como un aliciente la masiva afluencia de público a la grada, representan un estilo distinto de afrontar los partidos respecto a los madrileños “en un partido muy interesante”

El cuarto partido de la temporada, segundo en casa, llega una vez más con la necesidad de sumar unos puntos vitales. Unión Rugby Almería, por ahora, no ha logrado encajar todas las piezas para un rendimiento óptimo, y pese a ello ha ganado un encuentro, pudo vencer el primero y dio muestras de un buen potencial en el tercero. Lo que es innegociable es sacar adelante lo que se juega en casa, en un Emilio Campra que se convierte en un hervidero rugbier cada quince días. Aquí se supo sufrir para doblegar a Cisneros B, y aquí se va a dar todo para tumbar a Olímpico de Pozuelo (domingo, 12.30 horas).

De la importancia de jugar como local sabe mucho Pablo Jiménez, el míster unionista, que ve todos los partidos en medio de esa masa social que empuja el rugby almeriense: “Un factor importante es que haya mucha gente, ya que la grada es un aliciente para los jugadores”. La prueba está: “No es casualidad que tengamos resultados difíciles fuera y que en casa ganemos son claridad a esos mismos equipos”. Es por ello que hace un llamamiento a la afición, y además va a disfrutar: “Va a ser interesante, dos estilos frente a frente, un equipo rocoso como ellos y un equipo rápido como nosotros”.

Y es que en su análisis de Olímpico de Pozuelo, Pablo Jiménez deja claro que es un bloque “muy rocoso, que rompe en zona uno permanentemente, muy duro por delante con gente muy grande que hace permanentes relanzamientos, y que llega con la confianza de haber vencido la semana pasada a todo un Atlético Portuense, uno de los equipos más fuertes del grupo”. Precisamente en cuanto a los objetivos de cada cual en la temporada, “a priori Olímpico es un rival directo por la permanencia, así que el partido es doblemente importante para nosotros de cara al final de la temporada, más siendo en casa”.

Unión Rugby Almería ya no es novato en la categoría, pese a que se está en la segunda temporada consecutiva en División de Honor B. En todo caso, las más diversas escuelas están claras para Pablo Jiménez desde el curso pasado: “Es un buen equipo, típico madrileño, peligroso por delante, con una delantera grande, agresivo en el contacto”. Nada de eso es decisivo para que URA no pueda doblegarle: “Si quereos ganar este partido tenemos que consolidar la defensa, ser un poquito más seguros delante y continuar en la mejora de las estáticas, como se vio en el partido pasado frente al Liceo”.

Además, Jiménez pide “ganar seguridad en la línea de atrás para no perder metros cada vez que nos pateen y que podamos abrir balones y crear peligro”. El plan de juego está establecido, como siempre, y ahora hay que buscar que se siga: “Si cumplimos todos estos aspectos, sin duda tendremos opciones de ganar”. El preparador de URA recuerda que URA “juega más rápido, más por fuera, con incorporaciones de los delanteros en la tres cuartos”. Es por ello que insiste en “dos estilos diferentes uno frente a otro y a ver el que se impone”. Hay armas cruzadas suficientes para defender la fortaleza.

Olímpico de Pozuelo comenzó la temporada siendo arrasado en casa ante CRC Pozuelo, que se llegó el derbi de manera sencilla dejando a su vecino a cero y haciendo 53 puntos. En la segunda jornada volvió a perder en su visita al CAR Cáceres, esta vez compitiendo mejor el partido para caer por un apretado 24-17. La que se puede entender como sorpresa llegó la semana pasada, en la tercera jornada, con su victoria frente a Atlético Portuense por 20-14. Eso hace que está en la clasificación con cinco puntos, victoria y bonus defensivo, un puesto por encima de URA (4 puntos).

Share