Llega el URA Clan para gritar desde el Juan Rojas que el rugby es una mezcla de capacidades distintas

Se pone en marcha otro de los pilares del Proyecto URA con el inicio de la Escuela de Rugby Inclusivo, una propuesta que llega para quedarse llenando de valores las mañanas de los sábados

El mundo se compone de personas muy diferentes físicamente y con las más variadas capacidades. Para todas existe en el deporte un punto de encuentro en el que la convivencia hace fuerte al grupo, por heterogéneo que sea, y ese es el rugby. Por ello, lo de poner la palabra ‘inclusivo’ justo detrás es algo que sale de manera natural, ya que para eso se inventó este juego allá por el año 1823, si bien se tienen referencias suyas desde la Grecia Clásica. URA sigue creciendo, y ya ha extendido otro de sus estandartes.

El pasado sábado día 8 de octubre fue el primero de muchos, porque se llega para quedarse. Niños con neurodiversidad se lo pasaron en grande en torno al balón oval, cada cual aportando a los demás y recibiendo, por supuesto, con una introducción a los fundamentos básicos de este deporte. TEA, síndrome de Down, TDAH…, da lo mismo. José María Pertíñez, responsable de la actividad desarrollada en el Juan Rojas, explicó que “consiste en compartir un espacio y que vean que jugamos todos”.

El rugby es “un deporte de valores, y el principal es el respeto partiendo de la base de que se compone de quince jugadores sobre el campo y que cada uno es distinto, grandes, altos, gordos delgados rápidos, lentos… como se quiera, pero la unión de todos los jugadores hace que funcione el equipo”. La jornada buscó “hacer deporte juntos y que se conozcan los unos a los otros”. Tuvo una alta participación, pero irá a más y se afrontará el reto de una formación idónea para su perfecto desarrollo.

En ese sentido, Pertíñez, integrante también de los Lomos Plateados, el equipo de veteranos de URA, es consciente de que el movimiento es imparable: “No somos tantos como todos los que querían participar, pero queremos hacer una primera toma de contacto y comprobar que a los niños les tiene que gustar”. La experiencia fue gratificante para todos: “Nuestros monitores son todo ilusión y todo corazón, pero aprendiendo porque tenemos a los especialistas en rugby, a los especialistas en autismo, pero no en las dos cosas”.

Para José María Pertíñez hay un agradecimiento especial por lo que supone una primera consecución: “La ilusión nos la aportó Miguel Palanca, el presiente de URA, y gracias a él tenemos todo, tenemos rugby, estadio, inclusión y un equipo en División de Honor B”. El secreto del avance rugbier consiste en que “más que un equipo se es un club que se hace desde la base, con la escuela y el senior pero con los veteranos, el Costa, El Ejido, Roquetas, dentro de nada el Huércal Overa, el femenino, y los Lomos Plateados”.

Almería tiene un proyecto rugbier y su plan de desarrollo está cumpliéndose en todos los ámbitos, exportando lo que más enriquece: “No hemos descubierto nada nuevo, ya que viene desde hace años y funciona de maravilla en Escocia, en todo el Reino Unido realmente, pero la base del Trust Rugby International, que es como se llama, está en Glasgow”. Desde ahí la expansión ha sido de ámbito mundial, con las palabras clave de ‘Mixed Ability’ como la llave que abre todas las puertas.

Así por ejemplo es como empieza el nombre de uno de los ejemplos que se le vienen a la cabeza a José María Pertíñez: “En Argentina están los Pumpas XV, que han estado jugado recientemente contra los All Blacks, algo increíble”. Todos se llaman ‘clan’, así que el nombre del nuevo grupo de entrenamientos de Unión Rugby Almería no podía ser otro: “Nosotros somos los URA Clan”. La actividad, como mandan los cánones, concluyó con un pasillo de honor de los monitores a los chicos participantes y con un tercer tiempo reponedor tras el esfuerzo sobre el césped del Juan Rojas.

Las personas son las que hacen cada día más sólido el Proyecto URA, ya que con su compromiso están poniendo en práctica uno de los principales valores rugbiers. El sacrificio, la superación, el compañerismo y el respeto al rival son otros igual de importantes y parte fundamental en la formación de los niños. Todos ellos producen el efecto de que se sientan felices, como se pudo constatar a través de sus rostros de ilusión primero y de satisfacción después. Ese es el impulso para seguir creyendo en el deporte oval y en URA.

El presidente de Unión Rugby Almería, Miguel Palanca, no pudo ocultar su satisfacción por la buena acogida de esta nueva experiencia y quiso subrayar un agradecimiento especial “al Ayuntamiento porque en todo momento ha sido parte fundamental de este nacimiento, creyendo en este proyecto, y por ello el URA Clan tendrá la fuerza de un ‘huracán’ que llega para hacer una Almería mejor, compartida, en la que brillarán los valores de la diversidad”.

12-10-16-rugby-inclusivo-panoramica

12-10-16-rugby-inclusivo-pasillo

 

Share