Unión Rugby Almería solo admite la victoria en el estreno de la segunda ‘cruzada’ en División de Honor B

URA visita a Helvetia en Sevilla en la primera jornada liguera con una planificación distinta respecto a su debut en la segunda máxima categoría nacional, que le permita una permanencia más holgada 

El plantel unionista, con medio centenar de jugadores, completa una pretemporada bajo las órdenes de Jiménez y Fernández cargada de ilusión y ganas de que Almería se consolide en la elite

Era el día 10 de abril cuando Unión Rugby Almería lograba su octava victoria de la temporada y lograba eludir el descenso directo. Pasado un mes se libró de jugar la promoción haciendo justicia a sus méritos y posición en la tabla, y se certificaba una permanencia histórica que venía a rubricar un excelente trabajo y una significativa progresión. El último rival en liga, Helvetia de Sevilla en la caldera de un Emilio Campra con 1.300 espectadores. Mucho habían cambiado las cosas entre el partido que cerró la primera vuelta y el que cerraba la competición 2015-2016.

Ahora toca inaugurar la 2016-2017, y la casualidad no, sino el único ajuste realizado al calendario por parte de la Federación Española, hace que se empiece como se terminó. Al menos el rival es el mismo, y se espera que el resultado también. El sorteo del calendario hacía que URA comenzase en el Puerto de Santa María, pero por coincidencia de campo entre Helvetia y Ciencias se admitió la permuta entre sevillanos y gaditanos. Eso modificó los planes de los ‘cruzados’, que de entrada tienen que ir a por todas, para ello se han preparado duramente.

“Se ha hecho una carga física importante”, como explica Pablo Jiménez, el técnico de los unionistas, que añade que se llega al principio de la liga “en un mejor momento que la pasada temporada”. Y es que Unión Rugby Almería ha cogido “experiencia y salvo algún problema logístico puntual la pretemporada ha estado muy bien”. Era lo obligado en una “planificación de partidos distinta, puesto que los primeros del año pasado no eran tan importantes y este curso sí al tratarse de rivales directos”. Jiménez no pone nunca paños calientes y habla siempre claro: “Tenemos que ganar”.

Su labor de preparación de un partido, y más en el inicio de la temporada, se hace casi a ciegas con respecto a las virtudes o defectos del rival: “A diferencia de otros deportes, no tenemos idea de cómo están esta campaña, solo los resultados de la pretemporada”. Ello supone que hasta que el balón no eche a volar “no se sabe dónde está cada uno”. Además, con la necesidad de coger un buen fondo físico, “se ha tenido poco tiempo para afinar las cuestiones estratégicas y tácticas”. Su primera decisión complicada es hacer convocatoria, “que es de 23 jugadores sobre una plantilla de 50”.

Hay fondo de armario, el nivel de los jugadores almerienses, que son y serán siempre la base del equipo, sigue en clara progresión, y además para este choque se cuenta con dos de los cinco refuerzos de fuera. Como técnico, muy importante para Pablo Jiménez es el aspecto mental: “Lo primero que hacemos es que no perdemos el norte, y no olvidamos que seguimos siendo un equipo debutante en la segunda máxima categoría nacional cuyo objetivo no puede ser otro que la permanencia”. Eso sí, hay un mayor grado de ambición: “A partir de ahí, lo que superemos será fantástico”.

Es más, por poco que se conozca de los rivales lo que se sabe seguro es que “los demás también se han reforzado mucho”. El cambio en la planificación de la suma de puntos es clave: “Pasamos de tener partidos difíciles en la primera vuelta a tenerlos más repartidos”. Recuerda el técnico que la División de Honor B está llena d

e “equipos históricos del rugby, como es el propio Helvetia”. En ese sentido, a su primer rival lo define como “muy duro, agresivo, con gente grande y dirigido por un buen técnico que propone un sistema de juego moderno y eficaz”.

La única duda respecto a cómo pueda cuajar el cuadro sevillano este año es que “es una unión de varios equipos y para esta temporada se ha fusionado otro más, y siempre es una incógnita porque a veces esas situaciones son complicadas”. La experiencia le hace asegurar que el éxito o el fracaso de este tipo de proyectos “depende de la generosidad de todas las partes”. Sin perder de vista que “va a ser muy difícil”, en las cuentas de Unión Rugby Almería se hacen necesarios estos puntos primeros en juego, así como los siguientes del primer partido en casa ante Cisneros B.

ura-helvetia-mele

Share