Brisbane hace de nexo de unión de rugby y fútbol con la presentación de Armstrong como jugador de URA

Miguel Ángel Corona ejerce de anfitrión del australiano en su puesta de largo en Almería, a donde llega desde la ciudad en cuyo equipo jugó el mediocentro de la UDA el curso pasado 

Definido por Pablo Jiménez como de alto nivel y gran trayectoria, el tres cuartos ve a Unión Rugby Almería como “muy competitivo y con bastante potencial para vivir una temporada que promete”

Es de esas casualidades que se dan poco, pero que sirven para dejar claro el carácter universal del deporte oval. Miguel Ángel Corona, un mito del fútbol en rojiblanco, dejó tras casi una década a la UDA para vivir la aventura en Australia. Era un reto, y lo superó con matrícula de honor al ser considerado uno de los jugadores más destacados de la liga australiana. Eso sí, allí el rugby tiene más peso que el balompié, y sus rugbiers son apetecidos por los clubes europeos. El puente aéreo manda talentos de fútbol y trae talentos de rugby.

Así lo ha aprovechado URA, que ha fichado a un jugador de gran nivel con la coincidencia de que su procedencia es la ciudad a la que emigró Corona. El Brisbane Roar fue su destino y logró darle el salto de calidad, justo lo que ahora pretende Unión Rugby Almería con Thomas Armstrong. Nacido el día 1 de septiembre de 1991 (25 años recién cumplidos), mide 183 centímetros y pesa 94 kilos de puro músculo. Su anterior equipo es el Souths Rugby Union Brisbane, y aportará velocidad y potencia a las filas unionistas.

Miguel Palanca, presidente de URA, ante todo le deseó suerte a la UDA y agradeció a Corona que se prestara a participar en la presentación del australiano, cuyo fichaje “confirma la línea de traer jugadores de fuera que nos eleven el nivel, algo que ya se inició el año pasado”. Tras una mínima introducción, cedió todo el protagonismo a Armstrong, que confesó que lo que más le atrajo de Almería es “su buen tiempo y las playas”. Parecido clima hay en Brisbane, según precisó Corona, a lo que el rugbier matizó que allí “llueve más”.

Es la tercera ciudad más grande de Australia de la que el jugador de la UDA tiene un gran recuerdo. Por ello, su deseo para Armstrong es claro: “Ojalá que seas tan feliz aquí como yo lo fui allí”. Tras deshacerse en elogios no solo hacia Brisbane sino también hacia su región, Queensland, “una maravilla, espectacular”, Corona no dudó en enseñarle el Mediterráneo al recién llegado y tomar nota de las indicaciones que le daba para aprender a pasar el balón oval tanto con las manos como el pateo, ello sobre el césped del estadio.

Por su parte, Armstrong se confesó poco seguidor del fútbol, aunque reconoció que cada vez cobra más protagonismo gracias a los buenos jugadores que van llegando. Se definió a si mismo, con la traducción de Manolo Ortiz, como un jugador en el que sobresale “la potencia y la velocidad”. Su posición es la de tres cuartos desde que comenzó a jugar siendo niño, y sus sensaciones son muy optimistas: “El equipo es competitivo, tenemos bastante potencial”. Ya ha debutado en lo que fue “una derrota dura en el primer partido, pero la temporada promete”.

En relación a lo que va a dar de si Unión Rugby Almería, “considera que falta un poco para organizarse del todo con el sistema de juego”. Eso justo fue lo que reconoció Pablo Jiménez, entrenador de los cruzados, al valorar el primer partido liguero, pero antes de eso destacó la humildad de Armstrong, que se describió por debajo de la realidad: “Es un jugador muy rápido, potente, capaz de crear espacios, y nos supone un salto de calidad, así que ha sido humilde al hablar de si mismo dado su gran potencial y destacada trayectoria”.

Cisneros B

Ya todos piensan en vencer el primer partido de esta temporada, el primero en casa (domingo, 12.30 horas, Emilio Campra), ante Cisneros B. Jiménez no olvida que “la derrota contra Helvetia fue dura, y especialmente para mi porque quiero hacerme responsable de lo que hago y planteo”. Ahora busca que su equipo sea “más sólido y que los jugadores tengan más interiorizados a lo que se juega”. Esta semana se han incorporado del todo “los conceptos de juego”, y será importante ante Cisneros B.

El filial de uno de los históricos de España es “un equipo muy duro que ha hecho convocatoria fuerte para venir a Almería”. Va a ser “un partido vistoso y se sabe que la grada va a estar llena”. Los madrileños harán su segundo viaje consecutivo a Andalucía tras haber debutado en liga el pasado fin de semana con una derrota en El Puerto de Santa María. Por su parte, URA ya tiene a todos sus refuerzos y quiere comenzar el camino de la salvación sin fallar en los encuentros ante su fiel afición.

dsc_0127 dsc_0146

Share