Unión Rugby Almería se toma el calendario de la nueva temporada en División de Honor B como de 22 finales

Los cruzados comenzarán el 18 de septiembre visitando al Atlético Portuense y acabarán otra vez ante Helvetia de Sevilla el 2 de abril en el Juan Rojas su segunda aventura en la élite nacional oval 

La convicción de que URA está escribiendo un capítulo de oro en la historia del deporte almeriense se apoya en el alto nivel de la liga y garantiza un espectáculo de primer orden y los valores de siempre

Hay ganas de comenzar ya, y de hecho la primera citación que se ha cursado a los jugadores es para este próximo lunes 1 de agosto. Será la puesta de largo de una temporada de la que ya se tiene calendario tras el sorteo realizado en la Federación Española de Rugby. El cuerpo técnico y la directiva pondrán sobre la mesa en el Centro de Actividades Náuticas las bases sobre el trabajo tanto en la pretemporada como en el resto del curso, y la ambición es máxima acompasada con el crecimiento de las bases y la masa social.

Los cruzados estarán encuadrados otra vez en el grupo C de la División de Honor B, el correspondiente territorialmente al Centro-Sur de España. Con el equipo de Almería hay tres andaluces en el grupo: el Atlético Portuense, primer rival de la competición con desplazamiento al Puerto de Santa María para comenzar, el Trocadero Marbella, equipo debutante, que visitará Almería en la jornada 6, y el Helvetia, con el que se cerrará el nuevo curso. Madrid es quien manda por número de clubes en la competición, y sus respectivos viajes.

Los choques contra ellos se reparten en bloques, ya que se concentran de las jornadas dos a la cinco siendo por orden y de manera alternativa dentro y fuera Cisneros B y Olímpico de Pozuelo en casa y Liceo Francés y Alcobendas B por tierras madrileñas. Arquitectura, uno de los cocos de la temporada, Ingenieros Industriales y CRC Pozuelo forman la otra tanda, ello justo antes de que URA se mida al único de Extremadura, CAR Cáceres. Será la penúltima jornada de una primera vuelta que concluirá en Sevilla ante el Helvetia.

No se jugará en un fin de semana de octubre y otro de noviembre, y antes del parón de Navidad se recibirá al Portuense. Tras jugar en la entrada de 2017 en el campo del Cisneros B, el debut en el nuevo emplazamiento del Juan Rojas sería el 15 de enero ante un histórico como el Liceo Francés, jornada 14 del campeonato. Historia con historia. También jugarían en el mítico estadio el Alcobendas B, el Arquitectura, el CRC Pozuelo y el Helvetia. Lo que sí está claro es que los sevillanos reeditarán el mismo final de la pasada temporada.

La segunda vuelta contempla las visitas a Olímpico de Pozuelo, Trocadero Marbella, Ingenieros Industriales Las Rozas y CAR Cáceres por ese orden, además de la citada primera del año a Cisneros B. Se descansará el primer fin de semana de febrero, así como el primero y el tercero de marzo. Un total de 22 jornadas se extienden de este modo entre el 18 de septiembre y el 2 de abril, comenzándose después la promoción de ascenso a División de Honor entre los dos primeros de cada grupo y los dos mejores terceros.

La ilusión es máxima en el seno de Unión Rugby Almería es máxima, ya que se quiere hacer valer la experiencia acumulada. En ese sentido, Gustavo Nicoletti, co-entrenador de URA, reconoce que “se presenta un calendario muy duro” ante equipos que en buen número están fichando para intentar ascender a División de Honor, pero también recuerda que “pese a que todos los partidos van a ser muy difíciles, a favor está la experiencia de la pasada temporada”. El preparador subraya una idea básica: “Ya sabemos donde estamos”.

Se refiere Nicoletti a que se conoce “el ritmo y la intensidad que hay que poner en los entrenamientos y en los partidos, la concentración y la disciplina, la inteligencia acompañada del sacrificio”. Así, su receta es clara: “Lo único que tiene que hacer el grupo es tirar todos en la misma dirección”. Si eso se hace, “el calendario es difícil pero no imposible para nuestro equipo, que no se rinde nunca y que ha demostrado que ha llegado para quedarse”. Sin embargo, está claro también que “debe acompañar la suerte y que las lesiones respeten”.

El pilar que igualmente pone por delante Gustavo Nicoletti es el de la grada: “Seguir contando con nuestra gran afición en casa, que esperamos que además siga en crecimiento partido a partido, como lo ha hecho hasta ahora”. La idea es la misma que la de un Miguel Palanca, presidente de URA, que ha entrado en periodo de máxima atención: “La salida del calendario me vuelve a cargar las pilas, porque ver los equipos que van a venir a Almería este año me da la idea de que estamos escribiendo historia viva del deporte en Almería”.

El mandatario unionista no se conforma con la alta competición, sino que habla de “historia viva del respeto, la educación, el saber estar, el compromiso…”. Es más, reparte el orgullo con toda la provincia: “Para cualquier aficionado al deporte en general y al Rugby en particular lo que hemos conseguido desde Almería debe de enorgullecernos, esto no es fácil, y yo diría que si esto nos lo dicen hace 5 años no podemos ni imaginarlo”. Palanca insiste en que se está en la élite, “compitiendo ante los mejores con chicos de Almería”.

Pero la gran diferencia con respecto a otros deportes es que los rugbiers de categoría nacional “pagan por jugar, y esto no tiene comparación a este nivel con otras modalidades”. Esto es un argumento de peso “para llenar y llenar portadas de periódicos y tertulias de radio, puesto que en una sociedad que rehúsa de la violencia el rugby ha llegado para quedarse”. Sin apenas creerse el competir de nuevo en División de Honor B, Palanca promete que “se va a disfrutar de un espectáculo en estado puro y del rugby como modo de vida”.

Transformación de ensayo de Nacho de Luque

Share