Recta final para URA dependiendo de si mismo con puerta hacia la historia si vence al Atlético Portuense

Fuera de descenso directo y de promoción, Unión Rugby Almería asume el reto de ganar por primera vez al potente equipo del CRAP  

El XV unionista necesita siete puntos en los dos partidos restantes o que pinchen CAU y Cisneros B, sus rivales por la permanencia

“Dependemos de nosotros mismos”. Son palabras de Pablo Jiménez, co-entrenador de URA, estando a falta de solo dos jornadas para el final de liga en División de Honor B. Significan mucho después de haber luchado durante veinte batallas en las que se ha venido a demostrar que hay nivel para estar en una categoría a la que se llegó haciendo historia, y en la que se han escrito varios capítulos históricos. Pero ahora hay que hacerlo valer y culminar todo el esfuerzo con la recompensa mayor.

Jamás se ha ganado a Atlético Portuense, el gran derbi para Unión Rugby Almería por la intensidad de los partidos entre ambos equipos. “Hemos estado cerca siempre, pero nos ha faltado algo que esperemos tener este fin de semana”. En la retina de Jiménez está por ejemplo el choque de la primera vuelta, concluido con un ajustado 23-29 para unos gaditanos a los que admira: “son lo que nosotros aspiramos a ser, por gestión de sus recursos, por su tipo de jugadores, cantera…”.

Se va por cuatro enfrentamientos y todos han sido derrotas, pero tampoco se había ganado nunca en Fuentenueva y esta temporada sí se logró doblegar a Universidad de Granada en su feudo. Igualmente se resistía Madrid y cuando más falta hizo se tiró de la épica para vencer a nada menos que Arquitectura, primer histórico que cae a manos de los cruzados en toda su trayectoria. Por ello, para ratificar el buen trabajo de los últimos meses ahora toca otra vez romper con la ‘tradición’ negativa.

El preparador unionista tiene las cuentas claras y considera que con siete puntos es más que suficiente. Eso significa ganar los dos partidos restantes, o caer en el Puerto de Santa María sumando bonus ofensivo y defensivo y vencer a Helvetia en la última jornada con punto bonus ofensivo. Si pinchan CAU y Cisneros B todo sería más sencillo. URA decide su futuro ante andaluces, como CAU lo hace ante madrileños. Cisneros visita al segundo y cierra curso frente al colista Granada.

Pablo Jiménez no tiene dudas de la “honestidad de los equipos que no se juegan nada”, y en ese sentido espera un Portuense como el de siempre: “sabemos que van a jugar con su XV de la temporada, en la que van a acabar terceros, y que pese a que no se juegan nada quieren ganar, como es lógico”. Las claves, eso sí, se las sabe de memoria y se trabaja para que sean favorables en esta ocasión: “muchísima rapidez aprovechando al máximo nuestros errores para hacer contraataques”.

La diferencia con respecto a las cinco veces anteriores puede estar en que “desde el minuto 60 pesen más nuestra concentración y nuestra motivación”. Unión Rugby Almería llega muy bien al encuentro pese a haber roto su racha de cinco victorias y haber dejado escapar una ocasión de oro ante Ingenieros Industriales: “se perdió por problemas de falta de madurez, pero eso ya está hablado”. Se admite que “la suerte está echada, ya que en los entrenamientos que quedan solo se afinan cosas”.

El entrenador de URA sonríe cuando se hace el mejor de los guiones posibles, que sería vencer a CRAP y lograr la permanencia a la vez, “historia por partida doble y ojalá se produzca”. Las matemáticas permiten tal posibilidad puesto que Cisneros B recibe a Liceo Francés, que será segundo de la liga pase lo que pase y que ya tiene determinado su cruce de la fase de ascenso, y que CAU juega en casa frente a Arquitectura, equipo al que Olímpico aún puede quitarle la cuarta plaza en la tabla.

DSCN6065

Share