La “fuerza del grupo” ante diez bajas de Unión Rugby Almería para lograr la primera victoria a domicilio

URA visita a Olímpico de Pozuelo tras crecer anímicamente en una semana de análisis y conjura de escribir otro final a sus partidos 

Borja Jiménez aplaza su debut en División de Honor B al acudir junto a Manuel Ortiz a la llamada de la Selección de Andalucía

Dolió más que ningún otro el desenlace del partido ante Arquitectura, pero lo bueno que tiene la liga es que no deja tiempo para las lamentaciones porque hay que centrarse en el siguiente compromiso. La derrota le sirve a un equipo que quiere crecer más y más como es Unión Rugby Almería, y de la cosechada en la última jugada ante el histórico, el XV almeriense ha hecho un extenso análisis que quiere que desemboque en el primer triunfo a domicilio.

Toca viajar a Madrid otra vez, ahora para visitar a Olímpico de Pozuelo RC en su campo de la Ciudad Deportiva Valle de las Cañas. Pasadas siete jornadas los de la capital ocupan la mitad de tabla, sextos, con cuatro victorias y tres derrotas. Suman 19 puntos porque a los que corresponden a los triunfos suman dos bonus ofensivos y uno más defensivo. Sin embargo, como local Olímpico bajaría hasta la novena plaza la clasificación con dos victorias y una derrota, nueve puntos en su feudo con uno de ellos ofensivo. Perdieron claramente con Arquitectura y después han ganado a CAR Cáceres y Helvetia Rugby.

Análisis del rival y estado de URA

Si cabe comparación con alguno de los rivales a los que se ha medido hasta ahora URA “sería CAU, con el que jugamos el segundo partido y perdimos un encuentro que ahora sería impensable que perdiéramos”. Es un equipo que Pablo Jiménez, co-entrenador almeriense, ve “algo mejor que CAU, pero es que los equipos madrileños son muy similares y las grandes diferencias se basan en los jugadores que tienen, ya que en esquema y sistema de juego se parecen mucho”.

 El preparador unionista ha recuperado la sonrisa y tiene motivos para ello: “esta semana se ha entrenado duro, hemos hablado mucho”. Eso sí, habrá diez bajas para el partido, algo que maneja sin ponerse demasiado nervioso porque “lo bueno es que trabajaos con una plantilla amplia de un nivel más o menos similar y confío en la fuerza del grupo”. Jiménez insiste, apoyado en los hechos, que URA puede ganarle a cualquiera “siendo capaces de ser inteligentes en el juego y mantener la concentración”.

La intención es siempre la de ganar y esta vez se busca crecer en ataque. Una cosa tienen todos clara: ”si somos fieles a nuestro plan de juego ganaremos, como se hubiese ganado a Arquitectura si se hubiese respetado”. El míster desvela que “los jugadores tienen confianza en que lo que tienen que hacer es respetar el sistema de sus entrenadores”, para concluir con una esperanzadora afirmación: ”tenemos muchas posibilidades”.

Borja Jiménez y Manuel Ortiz, a la Selección de Andalucía

De entre las bajas de Unión Rugby Almería hay dos que se producen por un motivo positivo, como es la llamada a la concentración andaluza de dos de las perlas de la cantera unionista. Borja Jiménez y Manuel Ortiz pasarán el sábado completo entrenando con la Selección de Andalucía en La Cartuja, lo que Jiménez ve como “algo muy importante para ellos, y pese a que el primer equipo importa mucho, es una experiencia que tienen que aprovechar”.

Se estrena en este tipo de llamadas Borja Jiménez, que lo vive “muy ilusionado para que se vea lo que se está trabajando año tras año en el rugby de Almería”. Experiencia tiene en ello Manuel Ortiz, que considera que “ya era hora de que se nos empezara a hacer caso”. En ese sentido, desvela que “tenemos una generación que ha sido campeona de Andalucía y no ha habido nadie de ella en la Selección Andaluza”. Saben que el cambio se debe “al sueño que estamos viviendo de estar en División de Honor B”, y por él “se nos reconoce como el club grande que somos ya”.

Amigos inseparables, el que primero llegó a este deporte fue Borja al quedarse prendado por ver a su hermana practicándolo. Cambió el baloncesto por el rugby a la semana siguiente se le sumó Manuel. “Fue él el que me inició”, bromea, al explicar el motivo por el que dos chicos de 20 años recién cumplidos se decidieron por las melés en lugar de por los triples o por los goles. En La Cartuja convivirán con una serie de jugadores que son o han sido rivales en los demás equipos andaluces, y están preparados para dejar el pabellón bien alto.

Borja Jiménez (izq) y Manolo Ortiz

FUENTE: Francisco Alonso-GO DEPORTE

Share