Las ganas de puntuar de Unión Rugby Almería ante el poderío de un favorito al ascenso como Liceo Francés.

La derrota ante CAU cambia la perspectiva que URA tenía ante su segundo gallito consecutivo en casa y se quiere dar la sorpresa haciéndole el partido largo a los madrileños

Este domingo toca otro gigante en el Estadio de la Juventud Emilio Campra, un Liceo Francés cuyo objetivo único es el ascenso a División de Honor y que está hecho y pensado para conseguirlo. El calendario ha venido así para Unión Rugby Almería, y además se considera como bueno por parte de Pablo Jiménez “porque tenemos al principio partidos difíciles pero que nos permiten hacernos a la categoría y llegar preparados ante los rivales directos”.

El co-entrenador de URA advierte sobre que “este partido no era una victoria en nuestras cuentas porque estamos en ligas diferentes, ya que ellos si no ascienden lo consideran un fracaso, pero el no sumar ante CAU la semana pasada sí que nos mete presión para puntuar y estoy seguro de que lo vamos a conseguir”. Así de firme se muestra un Jiménez que confía en el trabajo de la semana, “con buenas sensaciones durante los entrenamientos”.

El quince almeriense llega bien a su segunda cita con la afición en un choque que comenzará a las 12.30 del domingo, como siempre con entrada gratuita para presenciar un gran espectáculo. Además, la ambición es muy grande pese a que Liceo Francés sea el otro candidato junto a Ciencias. Precisamente perdieron en Sevilla la semana pasada en un partido muy abierto y solo decidido al final (22-10), así que “esperamos que vinieron un poco relajados pero vienen preparados para un partido duro y no tenemos factor sorpresa”.

En cuanto al estado de altas y bajas, una vez más viene compensado. Se caen del choque el capitán Antonio Manchón y el primera línea Rafa Jiménez, pero se incorporan el medio melé Juan Francisco Palenzuela y Nacho de Luque, que hará de zaguero sustituyendo a Manchón y que supone una noticia para todos tras una larga baja por lesión. En cuanto a la dinámica del partido, “Liceo juega con mucho ritmo, intenta patear muy poco, juega de campo propio a campo contrario… pero hemos trabajado mucho para imponer nuestro ritmo teniendo paciencia”.

Jiménez ha planteado a los suyos hacer un partido largo para su rival y llegar con opciones de victoria al final, para lo que hay que ser muy disciplinado sobre el terreno de juego. Ante jugadores muy importantes en todas las posiciones del rival, URA tira de bloque y de “calidad personal, la más importante para la consecución de los resultados”. Así define el míster la “buena química en el vestuario”.

Previo URA- Liceo Francés

FUENTE: Francisco Alonso – GO DEPORTE

Share