Firmado el convenio con el Ayuntamiento para que Unión Rugby Almería pueda hacer el último entrenamiento de la semana en el Juan Rojas

El alcalde de la ciudad, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, y el presidente de URA, Miguel Palanca, formalizan una relación que el mandatario rugbier agradece como un punto de inflexión en la relación con el Consistorio

En un acto corto en el que no se han tratado más asuntos pendientes, Unión Rugby Almería ha conseguido poder huir de la masificación del Estadio de la Juventud Emilio Campra en las vísperas de sus partidos de División de Honor B. Se ha logrado merced a un convenio de cesión del Estadio Juan Rojas firmado entre el Ayuntamiento de la capital, ya que la instalación es municipal, y el club unionista, y la rúbrica ha llegado a través de Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, alcalde de la ciudad, y Miguel Palanca, presidente de URA.

De extensión breve, el documento recoge que la entidad rugbier debe hacer frente a una cantidad de 1.200 euros que hará efectiva al Grupo Nexa, encargado de la gestión del recinto, y que la preferencia sobre el uso del mismo la tiene la UD Almería, eso entre otras obligaciones ante el derecho a dos horas de entreno a la semana. No obstante, Miguel Palanca ha querido agradecer a Nexa su “apoyo decidido al rugby dada la notable rebaja que ha efectuado en la cuota a percibir y que no le supone ningún beneficio a la empresa, sino solo cubrir sus gastos”.

En cuanto a la valoración que del convenio hace el presidente de URA, lo considera “un paso importante al tratarse del primer acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento, lo que puede ser un punto de inflexión”. Agradecido de la firma el documento, Palanca ha recordado que “actualmente los entrenamientos de rugby en el Emilio Campra los martes y jueves congregan a entre 100 y 140 personas en la misma franja horaria”. Al menos con el uso del Juan Rojas “el División de Honor B tiene una única ocasión en toda la semana de hacer desarrollo de partido”.

Solo los viernes y solo para el primer equipo de URA, el cuidado que se da al césped es el máximo, con 30 jugadores sobre el terreno de juego y ninguno de ellos con tacos de aluminio. Los martes y jueves el equipo de Pablo Jiménez y Gustavo Nicoletti solo pueden usar medio campo del Estadio de la Juventud, y el medio restante es para todos los demás equipos del club. “Si el tiempo no lo impide ni tampoco los tratamientos y curas al césped, de ocho a diez de la noche el viernes, 108 horas al año, y con 12 focos de iluminación encendidos iremos a más en liga”.

Inicio de temporada

En ese sentido, se muestra satisfecho con el inicio de temporada en División de Honor B: “estoy muy tranquilo, solo estamos pagando la novatada, y es que los errores en estas circunstancias siempre se pagan”. Se muestra confiado en el futuro cercano: “tenemos un equipo que se puede agarrar a la categoría y en eso estamos trabajando; con Liceo empezó a ser ya un partido serio y nos falta terminarlos con una concentración que llegue al minuto 80”. No puede dejar de estar “muy ilusionado con el proyecto y totalmente identificado con el cuerpo técnico”.

Miguel Palanca hace cuentas y sabe que desde ahora se empieza a jugar partidos con rivales de la entidad de URA: “continuamos con la preparación física y mental para saber afrontar esos 80 minutos con una concentración importante”. Pero la aventura del rugby almeriense se va a ver en todo su esplendor desde el fin de semana del 17 y 18 de octubre, cuando arranquen los equipos filiales y las categorías inferiores: “no podemos nunca dejar de tener presente que este club es de cantera y de bases, y estamos muy ilusionados con tener a todos los equipos en activo”.

Sigue la reivindicación de respeto al rugby

El mañana tiene una fecha en rojo en el calendario, y es mayo de 2016. Se trata del límite que puso el alcalde de la ciudad para la finalización del campo de rugby en una parcela vallada junto al Club Natación Almería. En ese sentido, el presidente de URA recuerda que se sigue “con la campaña de recogida de firmas para que esto no quede en el convenio que hemos firmado hoy”. La saturación de los entrenamientos pasará también a los fines de semana con los partidos oficiales a disputarse. La meta está en 7.000 firmas de las que ya se han recogido 5.000 “insistiendo en el cumplimiento del compromiso del alcalde”. Miguel Palanca sigue pidiendo “respeto”.

Juan Rojas césped

FUENTE: Francisco Alonso-GO DEPORTE

Share